Los bailarines de la Ópera de París cambian las salas de ensayo por las habitaciones de sus casas

  • Agencia Atlas - 17/04/2020 17:51
La danza encerrada se asoma a las ventanas, a los balcones e intenta volar dentro de las cuatro paredes en las que viven los bailarines de la Ópera Nacional de París. Aliviar la angustia de no poder subirse a las tablas, conformarse con una barra de ensayo casera y convertir cada espacio de la casa en una su sala de ensayo. También incluir a los pequeños en los ejercicios de puntas, sortear sus juegos, herederos del talento imparable, entre librerías, camas o jardines. Expresar en tiempos de confinamiento la sutileza, la desesperación, el anhelo de libertad, de proximidad sin público, a la espera de que la distancia de seguridad no nos distancie de la expresiones artísticas más bellas a la espera de que en un abrir y cerrar de ojos volvamos a abrazar la cultura. -Redacción-

Vídeos de Sociedad