La ausencia del ruido humano atrae a ballenas y delfines hasta las costas

  • Agencia Atlas - 26/04/2020 18:51
Como si se sintiese observada, una ballena rorcual juguetea frente a la costa de les Columbretes. Lo mismo que este otro grupo de rorcuales, cruza el estrecho muy cerca de la costa de Gibraltar. Y es cerca de allí donde se está haciendo habitual la imagen: delfines que no tienen ningún pudor en acercarse hasta la orilla desde que no es territorio hostil. Y lo hacen, porque ya no escuchan nuestro ruido. Tanto que son los propios aficionados los que graban estas imágenes. Vídeos que luego servirán de estudio para relacionar nuestro aislamiento con el comportamiento de los cetáceos. Tal vez esa sea nuestra mayor lección desde que no ocupamos los mares. -Redacción-