Estados Unidos se acerca al millón de infectados

  • Agencia Atlas - 28/04/2020 08:50
En contra de sus palabras y a pesar de anular en un primer momento su rueda de prensa diaria, finalmente Donald Trump comparecía anoche ante los medios. Sin entrar en detalles, afirmó saber a ciencia cierta cuál es el estado de salud del líder norcoreano, Kin Jong Un, tras desearle lo mejor, vuelta a la crisis sanitaria. Se plantea levantar las restricciones de viajar desde los países europeos en función de cómo evolucione la pandemia en Europa. Mientras el número de infectados en Estados Unidos se acerca ya al millón, Trump continúa viendo signos alentadores de progreso, y habla incluso de que algunos estados reabran los colegios. La OMS se reafirma, advierte que la pandemia está lejos de terminar y pide de nuevo a todos los países una desescalada lenta y controlada para evitar nuevos rebrotes. Y eso es precisamente lo que preocupa a Boris Johnson. Escéptico al principio en su gestión de la crisis sanitaria, ahora prefiere no precipitarse porque el desbloqueo económico supondría un enorme peligro para Reino Unido. Como espejo, el epicentro de la pandemia, Wuhan, donde este hombre de 77 años, ha sido el último paciente dado de alta tras superar la enfermedad. Aquí las escuelas han abierto de nuevo sus puertas, en Pekín y Shanghái los alumnos con mascarilla aguardan su turno, porque antes de entrar en clase se les toma la temperatura y les desinfectan las manos.  -Redacción-