La necesidad de socializar confunde a adolescentes y jóvenes

  • Agencia Atlas
La soledad del adolescente se ha hecho mayor con el confinamiento. Un rollo, vamos. Oían hablar de las necesidades de los niños o de las personas mayores pero ¿y las suyas? Aseguran haberse sentido olvidados al ser de los últimos en salir a la calle. Y en la desescalada su habitual rebeldía ha chocado con las necesarias medidas de seguridad. Con la llegada de la tarde la distancia social se confunde: se reúnen en grupo o quedan con sus parejas, añorando, como todos, el acercamiento social. El Consejo de la Juventud de España explica que en esas edades la necesidad de socializar con familia y amigos es vital y que se tiene que tener en cuenta en estos momentos. Además alerta de que les tocará sufrir más todavía porque su futuro, normalmente negro, pinta de un oscuro peligroso. La crisis del coronavirus empujará a muchos al abandono escolar. A los más mayores los precipitará irremediablemente al paro. -Redacción-

Vídeos de Sociedad