La fase 1 trae la felicidad a media España

  • Agencia Atlas
La nueva fase 1 se ha convertido en la de la felicidad. Hemos visto las sonrisas de los que ya no están tan solos, la alegría entre los que se reencuentran, el alivio para los que recuperan el empleo y la esperanza para los que reabren sus negocios. Suben la persiana con aforos limitados pero ganas ilimitadas. Nunca un lunes había dado tan poca pereza volver al trabajo, aunque en el regreso nada va a ser igual. La nueva normalidad exige estrictas medidas de higiene y seguridad. Las mascarillas siguen siendo obligatorias en el transporte público. En Bilbao, incluso, se toma la temperatura a los viajeros. Además ya hay posibilidad de ir toda la familia en el coche particular. Podrá realizar viajes dentro de la provincia que nos pueden llevar a lo más emocionante: volver a ver a los nuestros. Juntos pero no revueltos. Habrá que seguir manteniendo las distancias en los hogares, la calle o el bar. Y nada como mostrar tanta alegría en esas terrazas reducidas a la mitad. Donde ya se empieza a celebrar este feliz paso hacia adelante. -Redacción-