El descontrol en las terrazas exige responsabilidad ciudadana

  • Agencia Atlas
Muchos han sido los que han tenido que cerrar sus negocios ante el desfase de sus clientes. El desmadre en las terrazas en algunas calles de Bilbao asustaba a todo el que pasaba por allí. Raciones de irresponsabilidad que se repitieron en bares de Zaragoza y también en Cueto (Santander), donde se saltaron todos los límites más de un centenar de personas a las que desalojó la policía. La euforia del primer día dejó en Vitoria abrazos prohibidos; en Córdoba, este local repleto con distanciamiento cero; y en Almería, mesas y sillas sin ninguna seguridad. La policía vigilará que no se repitan situaciones como la del bar Jota de Sevilla, donde su dueño fue incapaz de controlar a la gente. Ante la posibilidad de retroceder los hosteleros piden que solo se sirva responsabilidad y que la clientela entre en razón. -Redacción-