"Ha habido momentos en que he dicho no puedo más con esto"

  • Agencia Atlas
Cristina Díez es la supervisora de la UCI del Hospital Gregorio Marañón. Una unidad multiplicada por cinco en la pandemia. Cristina se siente agotada física y emocionalmente, sobre todo porque se siente responsable de sus 110 profesionales, "mi obligación es cuidarlos". Hoy tiene a 15 de baja, dos de ellos ingresados. Contagiados a pesar de que han reducido al mínimo imprescindible el contacto con los pacientes. Una situación tan desbordante que hasta el 11M se queda lejos en la comparación. Amalia, enfermera de reanimación está impresionada por lo que han vivido estos meses a pesar de sus 27 años de profesión. Y en mitad de esta crisis, ha habido jóvenes como David que se han estrenado en la profesión. En solo unas semanas ha podido comprobar que la vocación puede con todo. -Redacción-