Las familias de los ancianos fallecidos en residencias piden que se investigue la actuación de estas en la crisis

  • Agencia Atlas
Casi 18.000 ancianos fallecidos en residencias que no constan aún en las estadísticas oficiales. Porque dos meses después del comienzo de la crisis Sanidad aún no los ha calculado.Uno de esos fallecidos no contabilizados es el suegro de Lola. Su testimonio estremece.Las familias ya han puesto varias denuncias colectivas en Madrid, donde los geriátricos ya suman casi 6.000 muertos. Y en Barcelona, piden a la fiscalía que investigue por qué no los ingresaron en los hospitales.Las residencias, acusadas de falta de medios y de oscurantismo, se defienden. La situación ahora ha mejorado. Los hospitales ya aceptan a los ancianos enfermos. Y les han llegado las pruebas aunque los centros avisan: los test no sirven, ya que solo los PCR son fiables. -Redacción-