Vuelta a la actividad de los concesionarios

  • EuropaPress
La Red de Concesionarios y Servicios Oficiales de Volkswagen España vuelve hoy a la actividad, y lo hacen poniendo el foco en la salud y seguridad de todos los trabajadores y clientes. Para lograrlo, la marca ha desarrollado “Clean Area”, un protocolo de recomendaciones preventivas que abarcan todos los procesos relacionados con la actividad diaria en sus instalaciones. Antes de las reaperturas, el protocolo “Clean Area” establece como realizar la completa limpieza e higienización de todas las zonas de las instalaciones, puestos de trabajo, zonas comunes y de descanso, una limpieza que se repetirá diariamente y que se refuerza con la adopción de prácticas de auto limpieza por parte de los empleados cada vez que se realice una operación. Además, contempla la adecuación de las zonas de espera de clientes con sillas separadas o bloqueadas evitando puntos de contacto como puertas y manetas y dejando los espacios abiertos y ventilados. Se retirarán dispensadores de agua, cafeteras, máquinas de vending, prensa y catálogos. de las zonas de espera y existirán pantallas y elementos explicativos de las medidas de seguridad tomadas, cuya información será reforzada por la que ofrezca el personal a cada cliente. El equipo humano de las instalaciones juega también un papel importante a la hora de garantizar la salud propia y de los clientes, con la utilización de guantes de nitrilo, mascarillas y gel hidroalcohólico, recomendándose también el uso de pantallas de protección en aquellas operaciones en las que sea complicado preservar la distancia interpersonal de 2 metros. Los asesores que tengan un contacto diario con los clientes ofrecerán los elementos de protección esenciales a cualquier persona que se presente en las instalaciones sin los mismos y les informarán sobre todas las medidas de higienización llevadas a cabo en la instalación. Se potenciará la concertación de cita previa, que en esta fase la normativa fija como obligatoria. Dentro del concesionario se respetará la distancia de seguridad de dos metros, con señalizaciones en determinadas zonas de la concesión como la recepción, zonas de entrega de coches o incluso con la distancia de las sillas hasta la mesa del asesor.