Calor, largas jornadas laborales, hacer deporte, los problemas del uso de las mascarillas

  • Agencia Atlas
Bienvenidos a la nueva normalidad. Pero con temperaturas por encima de los 30  grados y lo que queda, empiezan los problemas. En  Sevilla insoportable y  en Orense, 34 grados, máxima hoy en España, imaginen. Agobiados, pero no despreocupados, porque a pesar de llevar media cara tapada, no todas las mascarillas protegen de la radiación del sol. Son obligatorias en  espacios cerrados de uso público, así que en la oficina, el ordenador y la mascarilla  a jornada completa. Más inconvenientes, las terrazas. Si no se cumple la distancia mínima ya saben. Sorbo de cerveza, bocado a la tapa y vuelta a empezar. Y para hacer deporte, más de lo mismo. Ciclistas y corredores, por ejemplo, tienen que incluirla en su equipación si circulan rodeados. Y otra duda, importante, las sanciones. Aún no está detallado la cuantía de las multas por no llevarla puesta. -Redacción-

Vídeos de Sociedad