Desmantelado un taller clandestino en Madrid donde se desmontaban coches robados para venta de piezas

  • Agencia Atlas
Cada uno de los arrestados realizaba una tarea específica dentro de la organización, actuando todos ellos como una cadena de montaje de una fábrica que se ponía en marcha cuando entraba la demanda de una pieza o vehículo. Tras sustraer el coche solicitado, era trasladado hasta una nave industrial de Alcalá de Henares donde se extraían las piezas que después vendían a través de Internet y en talleres. El chasis y las partes carentes de valor se enviaban a chatarrerías conniventes donde desaparecía cualquier rastro del vehículo. En el registro del taller clandestino, los agentes recuperaron tres vehículos completos sustraídos y una gran cantidad de piezas cortadas y despiezadas, así como multitud de útiles para realizar la ilícita actividad. Otros componentes eran vendidos a través en Internet y en talleres, pero también eran empleados por los detenidos para efectuar reparaciones a personas que contactaban con ellos para reparar vehículos siniestrados. Con esta modalidad generaban una competencia desleal al sector de los talleres de reparación, al no tributar por ninguna de estas actividades y no ofrecer ningún tipo de garantía dichas reparaciones, con el consiguiente peligro para la seguridad vial.  Los policías también constataron que la organización desmantelada se dedicaba a estafar a compañías aseguradoras, al estar en connivencia las supuestas víctimas de los robos con las personas que despiezaban los vehículos. De esta forma obtenían un doble beneficio ya que,  por un lado, conseguían la indemnización de la compañía aseguradora y, por otro, el dinero obtenido por la venta de las piezas de dicho vehículo. Concretamente, los agentes han averiguado dos casos en los cuales las víctimas utilizaron un viaje a sus países de origen, Rumanía, para denunciar el robo al regreso. En ese tiempo, los detenidos tenían tiempo suficiente para deshacerse del vehículo sin ningún tipo de riesgo y, posteriormente,  cobraban la correspondiente indemnización por parte de la aseguradora. Finalmente, y tras identificar a todos los implicados, se estableció el correspondiente dispositivo operativo que permitió el arresto de siete personas, todas ellas en la Comunidad de Madrid, entre los que se encuentran los encargados del robo y despiece así como a los receptores de las piezas. Las gestiones de los agentes han permitido esclarecer, hasta el momento, 25 hechos delictivos que habrían causado un perjuicio económico superior a los 600.000 euros. -Redacción-