Por fin podemos sentir la brisa del mar: historia de una desescalada

  • Agencia Atlas - 18/06/2020 15:50
Atentos a sus rostros al escuchar las palabras mágicas.3 meses de confinamiento exhaustivo para evitar contagios dentro de la residencia y por fin acaban. Se puede tomar aire. Con la lección bien aprendida, mascarilla, distancia social, comienza una experiencia, casi olvidada para ellos. La desescalada es también esto, un paseo con el Mediterráneo de fondo, sintiendo su brisa, su olor. Y que acaba, con ganas de más. Es la misma sensación que tiene María al sentir a su hijo. Y aunque sea enfundada en plásticos, estos abrazos también emocionan.