La pobreza y el COVID se ceba en Argentina con los más vulnerables

  • Agencia Atlas
Poco sabe Silvia Puntano, madre de siete hijos y residente en una villa miseria a las afueras de Buenos Aires, del acuerdo que su presidente ha logrado con los acreedores privados para reestructurar la deuda del país. Ella bastante tiene con conseguir a diario, táper en mano, comida para su prole. A Villa Azul, donde vive Silvia, no llega la noticia de que Argentina tiene por delante pactar con el Fondo Monetario Internacional, pero si llegan los estragos de la crisis agravada al extremo por el coronavirus por eso los comedores sociales no dan de sí. La pobreza no mejorará con los acuerdos alcanzados en los grandes despachos internacionales pero, al menos, el escenario no empeorará más todavía. -Redacción-