Agosto de contrastes en Benidorm

  • Agencia Atlas
Las playas de Benidorm están más llenas que semanas atrás y muchos son los que no echan de menos al turista extranjero, sobre todo, a los británicos, los que les dan vida todos los veranos. El turista nacional le está dando un pequeño empujón este agosto a la ciudad. Se nota en sus calles, en sus bares, terrazas y también en sus comercios. El contrapunto lo encontramos en la zona conocida como "guiri" que está desolada. En sus bares y restaurantes las mesas están recogidas y han colgado el cartel de cerrado. Las tiendas están vacías. La cruda realidad es que en agosto la ocupación no se espera que llegue al 40% y aunque el 80% es español no es suficiente para reflotar al sector. Aguantan el tirón en este verano excepcional, extraño y lleno de contrastes. -Redacción-