Los ninots del confinamiento aguardan un futuro incierto en un almacén de Valencia

  • Agencia Atlas
Más de setecientos ninots se salvaron del fuego tras la suspensión de las Fallas por la pandemia... y ahora esperan un futuro incierto en los almacenes de la Feria de Valencia. Están cubiertas con plásticos, rodeadas de un silencio similar al de un cementerio. Figuras aisladas que pierden el sentido que tenían en su monumento. Una triste imagen para los valencianos y para los talleres falleros que tienen echado el cierre. -Redacción-