El Alcalde de Valladolid considera incoherentes e injustas las restricciones impuesta por la Junta de Castilla y León

  • Agencia Atlas
El Alcalde habla de las medidas sin pelos en la lengua: "arbitrariedad, incoherencia, abusos de poder e injusticias", ha acusado en rueda de prensa. El problema principal es que hay que cancelar las actividades preparadas para las "no-fiestas" de Valladolid. "Parece muy evidente que esta medida se tomó ayer martes, sin previo aviso, casualmente a tres días del inicio de una programación cultural que en ningún momento ha agradado al señor vicepresidente de La Junta", aseguraba Oscar Puente. Dice que si la situación fuera tan mala, habría que preocuparse también por los colegios y la continuas llegadas del ave desde Madrid. Por eso cree que es una decisión política, no sanitaria, algo que comparten muchos vecinos de la ciudad, el descontento es casi generalizado. En cambio, en Salamanca encontramos acuerdo y tienen las mismas restricciones. Les preocupa el problema económico, pero sí creen que son necesarias para frenar los contagios.