Arranca el juicio por el asesinato de la niña Naiara a manos presuntamente de su tío

  • Agencia Atlas
Tres años y dos aplazamientos después, ayer arrancó el juicio de otro crimen infantil en Huesca que conmocionó a todo el país. El presunto asesinato de Naiara, de ocho años, a manos de su tío. La pequeña sufrió una brutal paliza porque no se sabía la lección. Toda la familia conocía las agresiones. Se pide para él la pena máxima. Naiara, 8 años, maltratada hasta la muerte por su tio Iván delante de sus primas que sólo llamaron a la ambulancia cuando la sangre las asustó. La madre estaba trabajando. El acusado quiso darle una lección por no estudiar y la amordazó con un calcetín. Atada de pies y manos le dio descargas eléctricas con una raqueta de moscas, patadas, puñetazos y de rodillas sobre grava. Una de sus primas menores está imputada por colaborar. La madre del presunto asesino, supuestamente presente y consentidora se enfrenta a 15 años. Como su otro hijo, padrastro de naiara que recibió presuntamente fotografías de la agresión y no hizo nada. El principal acusado se enfrenta a prisión permanente revisable. La pide la acusación del padre biológico que no ha podido viajar desde argentina por la pandemia.