Los bancos de alimentos, al límite por culpa de la pandemia

  • Agencia Atlas - 10/11/2020 17:50
Esta es otra imagen del hambre. Un polideportivo vacío. Carritos de la compra y simples bolsas de plástico esperando su turno a ser rellenadas. Sus dueños las dejan antes por temor a que se acabe la comida. Las colas del hambre aumentan al ritmo que se enquista la pandemia. Su única salida es acudir a los bancos de alimentos. Son tantos que la comida empieza a escasear, como en Valencia. En Barcelona tampoco dan abasto porque atienden a un 40 por ciento de personas más que antes de la pandemia. Por eso, aunque la solidaridad está intacta se requiere un esfuerzo más. La ocasión se presenta la semana que viene en toda España cuando se volverá a recurrir a la generosidad de todos en una gran recogida de alimentos. -Redacción-