Simba y Mufasa, una historia de película

  • Agencia Atlas - 27/01/2021 09:00
Se llama Simba y su padre, Mufasa. Podrían ser los protagonistas de una película, pero a veces la realidad resulta mucho más dura que la ficción. Mufasa ha muerto, y no por una venganza, como ocurría en la cinta de Disney, sino por la mano del hombre. Una tragedia que ocurría en julio del año pasado en un zoológico de Singapur. Durante algún tiempo habían intentado emparejarlo con las hembras, pero fue imposible. Tenía un comportamiento agresivo y no lograban que se aparease con ninguna de ellas. Fue entonces cuando optaron por la inseminación artificial.  Y ese fue el final para el león africano. No pudo soportar la descarga eléctrica y murió en camilla. Un sacrificio involuntario para dar vida a su cachorro. Simba es la cara amable de esta historia. El pequeño juega y se divierte en su celda, ajeno a todo. Y sus cuidadores se deshacen en mimos. Es el primer león nacido por inseminación artificial en el país asiático.