Una paciente de covid-19 se enfrenta a la incorporación laboral cuando aún arrastra graves secuelas

  • Agencia Atlas - 17/03/2021 15:50
Hace ahora año Amparo, auxiliar de enfermería, comenzó a encontrarse mal tras tratar con pacientes de COVID-19 en la clínica donde trabajaba. Empeoró muy rápido y la llevaron a urgencias. Tras casi dos meses de UCI, superó una larga recuperación. Y ahora, a pesar de sus múltiples secuelas, el Instituto Catalán de Evaluaciones Médicas le ha dado el alta,  en contra del criterio de su médico de familia, que la ha vuelto a dar de baja porque Amparo, no puede más.