Mensajes contradictorios ante las vacaciones pueden desencadenar la cuarta ola en Madrid

  • Agencia Atlas - 26/03/2021 17:00
Fiesta anoche en el barrio de Chamberí, pleno centro de Madrid. Decenas de jóvenes franceses borrachos y sin mascarilla cantan en la terraza de un restaurante. La policía les llama la atención y ellos se dispersan pero al rato regresan. Para intentar evitar estas situaciones de riesgo, la policía local de Madrid refuerza esta semana santa la vigilancia con 200 agentes más. Es un dispositivo muy parecido a la Navidad. Con calles en un solo sentido en la zona más céntrica y especial atención a actuaciones musicales callejeras. El propio viceconsejero de Salud Pública ha pedido a todos los ciudadanos de Madrid que afronten la semana santa "de una manera responsable". Pero este mensaje de precaución choca frontalmente con las contínuas llamadas a visitar Madrid, el centro y los bares que hace por ejemplo su presidenta, Isabel Díaz Ayuso. Contradicciones que confunden a madrileños y visitantes.