Voluntarios rescatan decenas de tortugas en Hong Kong ante la creencia budista de que liberar galápogos trae buena fortuna

  • Agencia Atlas - 13/05/2021 13:50
En una piscina de drenaje cerca de un popular sitio de senderismo en el distrito rural de Tai Po de Hong Kong, un grupo de voluntarios  ha hecho esnórquel a través del agua fangosa para encontrar docenas de tortugas dejadas allí por residentes supersticiosos. Con redes y guantes miran  debajo de la superficie turbia para sacar los tortugas de orejas rojas, que fueron liberadas a través de una práctica conocida como "liberación de la misericordia". El concepto tiene sus raíces en la creencia budista de que liberar animales trae buena fortuna. Pero muchos animales están siendo capturados y vendidos.  Las tortugas a menudo se lastiman o incluso mueren después de ser liberadas. Los devotos religiosos que tienen esta creencia compran gran cantidad de tortugas y después las liberan en ríos, arroyos, playas y parques rurales con un fatal desenlace para estos galápagos. Miles de animales se ven afectados cada año y es probable que se liberen decenas en mayo antes del cumpleaños de Buda el 19 de mayo. Una asociación de voluntarios cuidan de más de 60 tortugas heridas en sus hogares después de haberlas rescato de las sucias aguas fluviales en los últimos meses.  A veces, los animales incluso tienen pintado en sus caparazones "liberación de la misericordia". El Departamento de Agricultura y Pesca de Hong Kong dice que la liberación de misericordia no es ilegal, pero sí  podría ser perjudicial para el ecosistema y propagar incluso enfermedades.  Por otro lado, la Asociación Budista de Hong Kong dice que no aprueba la liberación de animales y que algunas "prácticas inapropiadas" han causado daño físico a los animales, amenazado el equilibrio ambiental.  Y recomienda alternativas como "adoptar un estilo de vida vegetariano y proteger y mejorar los hábitats de la vida silvestre". Para ayudar a las tortugas rescatadas existe una asociación de tortugas abandonadas donde se puede adoptar a estos galápagos.  Muchos de estos animales rescatados no sobreviven. Al menos 28 de las más de 80 tortugas que llevan rescatadas este año  estaban muertas.