Querer es poder

  • Agencia Atlas - 02/07/2021 16:50
Las cosas no han sido fáciles para los aficionados. Más para aquellos que no se pierden un partido desde el primero en Sevilla. De Zaragoza, a Sevilla, Copenhague, escala en Tallin y por fin, en San Petersburgo. La pandemia ha obligado a los españoles a presentar PCR negativa a la entrada de San Petersburgo, ahora mismo sufriendo la tercera ola de COVID. Exigencias que han dejado a muchos seguidores en España. De la peña Marea Roja Fans, nos cuentan, apenas han llegado unos 25 aficionados. Por las calles de la ciudad, las típicas muñecas rusas, las matrioskas, se confunden hoy con las bufandas de España y Suiza y también con música que nos recuerda al Mundial de Sudáfrica. Todos coinciden en que España no sólo es favorita y se llevará con claridad el partido. En el estadio, el más caro de Europa y con capacidad para 68.000 espectadores, sólo 30.000 podrán seguir el partido. -Redacción-