El barrio de La Laguna amanece con sus calles vacías tras la evacuación de los vecinos

  • Agencia Atlas - 13/10/2021 15:50
La soledad se ha instalado en el barrio de La Laguna. El silencio ocupa unas calles sin vida. El supermercado amanece cerrado. En el polideportivo solo se ven unas sillas olvidadas y los únicos vecinos que regresan lo hacen para recoger con prisas lo que el volcán amenaza con arrebatarles. Entre los ochocientos evacuados hay una familia a la que el volcán ya les ha afectado arrasándoles una de sus viviendas. Ahora confían en que la lava salve la casa de su abuela convertida en "la única esperanza" que les queda. Quienes ya han dejado su casa lo han hecho sintiendo que olvidan mucho más de lo que se llevan. Lo que les acompaña a todos, lo único de lo que no pueden desprenderse es del miedo a no poder volver.