¿Por qué ronronean los gatos?

El gato te busca por toda la casa hasta localizarte en el sofá. Salta sobre ti, se hace un ovillo y apoya su cabeza sobre tu cuerpo. Y comienza a ronronear. Este singular sonido que generan los gatos sin abrir la boca, como si se tratase de un murmullo, es uno de sus rasgos más curiosos

Pero, ¿cómo lo hace? ¿Por qué ronronea? ¿Qué te está queriendo decir tu gato con ese anestesiante murmullo? A continuación, acudimos a varios estudios científicos para explicar el mecanismo y los objetivos del ronroneo de los gatos y otros felinos. 

¿Cómo ronronean los gatos? 

Dormir con tu gato ¿Sí o no?
Un gato junto a una persona – Fuente: Unsplash

Prueba tú a generar un murmullo con la boca cerrada tratando de imitar a un gato. ¿A qué no es fácil de mantener? Los humanos debemos hacer un cierto esfuerzo para acompasar un murmullo con la respiración. Pero para tu gato no parece una actividad molesta: al contrario, la mayoría de las veces que ronronea está tranquilo, descansado, como si fuera una forma de transmitir placidez. 

Un estudio elaborado por el Departamento de Ingeniería Bioquímica de la Universidad Tulane de Nueva Orleans publicado en 1991 en Journal of Zoology trató de desvelar el misterio del ronroneo estudiando su mecanismo en diversos felinos salvajes, como pumas y guepardos, pero también en gatos domésticos.  

La vibración del ronroneo es la vocalización felina más baja, inferior al maullido que, además, se hace con la boca abierta, situándose en una media de 26 hercios. Esta vibración se mantiene tanto en la exhalación de aire como en la inhalación generando esa suerte de patrón rítmico con propiedades sedantes para los humanos que lo perciben. 

El estudio concluyó que el mecanismo principal para la producción de sonido y vibración del ronroneo felino —que no cambia con la edad de los individuos— es una modulación laríngea impulsada centralmente por el flujo respiratorio, una contracción muscular de la laringe cuando la boca está cerrada.

Aunque el diafragma no intervendría en la vibración del ronroneo, según este estudio, otros análisis posteriores, como el que veremos de la especialista en bioacústica Elizabeth von Muggenthaler, lo sitúan en dicho diafragma y no en la laringe.

¿Y si el ronroneo sanase a gatos… y a humanos? 

Dormir con tu gato ¿Sí o no?
Un gato descansando junto a una persona – Fuente: Pexels

Nuestro sentido de la observación nos indica que el gato ronronea cuando está tranquilo, cuando está feliz. Generalmente lo apreciamos cuando está con nosotros, en calma, sereno. No ronronea si juega o corre, suele ser una vibración asociada a un momento de quietud. Pero, ¿y si también ronronea con otros fines diferentes? 

El gato ronronea desde sus primeros días de vida. Hay que recordar que los gatos nacen ciegos y sordos, pero con un sentido del olfato muy desarrollado que les permite seguir a sus madres en los primeros días de vida. El ronroneo en esta época tan temprana podría servir a las crías de gato para atraer el interés de sus madres, para que estas los puedan localizar. 

Y es que el ronroneo gatuno también puede ser una solicitud, una forma de comunicación con su madre… o con su amigo humano. Un estudio publicado por Current Biology en 2009 descubrió unas sutiles variaciones en el ronroneo de los gatos con picos de frecuencia más altos lo que se traduce en vibraciones más urgentes y menos agradables: no sería un ronroneo de placer sino de solicitud, generalmente de comida. 

Más sorprendente aún resulta la teoría cimentada por varios estudios científicos que relacionan el ronroneo de los gatos con una función curativa. Ya en 1994, un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad Stony Brook de Nueva York analizó la promoción de crecimiento óseo por tensión mecánica de baja amplitud y frecuencia específica.  

gato
Gato adormecido/Foto: Unsplash

En la misma línea, pero analizando de forma específica el ronroneo felino, un estudio elaborado por la experta en bioacústica y actual presidenta de Fauna Communications Research Institute Elizabeth von Muggenthaler investigó el supuesto carácter curativo del ronroneo felino. 

Para completar el análisis, los investigadores registraron 44 felinos, incluyendo guepardos, pumas y ocelotes además de gatos domésticos y salvajes. Una grabadora y un micrófono registró los ronroneos que generaron frecuencias entre 25 y 150 hercios.  

Las dos frecuencias más bajas, entre 25 y 50 hercios, fueron las asociadas a los gatos domésticos. Justamente se trata de las frecuencias que mejor promueven el crecimiento óseo y la curación de fracturas y que son usadas en los tratamientos de rehabilitación con ondas de choque en fisioterapia.

Así, según sugiere el estudio, la vibración interna de baja frecuencia de los gatos sería un mecanismo de curación y rehabilitación que mantiene músculos y huesos fuertes en una situación sedentaria: como ir al gimnasio, pero sin moverse del sofá. ¿A qué suena bien? 

Pese a que los gatos no tienen siete vidas, los veterinarios saben que los pequeños felinos domésticos suelen tener menos complicaciones posoperatorias que los perros, teniendo menos enfermedades óseas y articulares que nuestros otros amigos peludos. Tal y como sugieren los estudios precedentes, el ronroneo podría ser una técnica curativa y rehabilitadora, pero también homeostática, una forma de mantener el equilibrio del organismo 

Pero hay más: prueba a escuchar a tu gato la próxima vez que lo lleves al veterinario. ¿Ronronea? Es común que los gatos también emitan esta vibración en el veterinario, espacio que no suele ser de agrado para muchos de ellos ya que se les saca de su “guarida” habitual que es tu casa, y lo toca un extraño que no es su querido amigo humano. Entonces, ¿por qué ronronea si no está tranquilo y en calma? 

Cuidados básicos de un gato
Un gato en el veterinario – Fuente: Depositphotos

El ronroneo, en este sentido, también podría comunicar una emoción profunda, una situación de calma tensa en la que el gato se siente “atrapado”, se encoge y ronronea. Sería como la sonrisa del ser humano que puede transmitir felicidad y placidez, pero también incomodidad, timidez y turbación

En este caso, el ronroneo sería una técnica de autoprotección o de relajación ante una situación incómoda, como cuando nosotros respiramos hondo antes de una situación estresante. En última instancia, los gatos también llegan a ronronear cuando dan a luz… y cuando mueren.

¿Y si los gatos pudieran interpretar algunas emociones humanas? ¿Y si el ronroneo del gato cuando está a nuestro lado fuese también una forma de “compartir” sus propiedades curativas con nosotros? Porque es evidente que el ronroneo felino tiene propiedades terapéuticas en los humanos que conviven con ellos. 

Si tal y como sugiere este reciente estudio, los gatos integran señales visuales y auditivas para reconocer emociones humanas modulando su comportamiento en relación con la emoción percibida, el ronroneo de los gatos sobre sus amigos humanos tal vez sea una manera de compartir sus técnicas curativas. Así que la próxima vez que tu gato se abalance sobre ti para ronronear, tal vez esté curándose… o curándote.  



Deja una respuesta

Your email address will not be published.