Si tienes un animal en casa deberías tener cuidado con tu decoración navideña

/

Además del peligro de la flor de Pascua para los perros y los gatos, otro de los riesgos de la Navidad son los adornos que utilizamos para decorar la casa. Estos no se convierten solo en un peligro para ellos sino también para todas las mascotas en general.

Al fin y al cabo, son objetos brillantes y atractivos que incluso pueden hacer ruido y captar su atención. Como más vale prevenir, hoy te contamos cómo evitar los peligros de los adornos de Navidad para que nuestros amigos peludos no corran ningún riesgo.

Altura de la decoración

gato
Gato y árbol de Navidad/Foto: Unsplash

Cuando vayas a colocar el árbol de Navidad o unas guirnaldas decorativas, lo primero que has de tener en cuenta es la altura que tiene tu mascota, sin olvidar la que alcanza cuando se pone sobre sus patas traseras.

Si vas a poner el árbol en el suelo, evita poner adornos por las ramas bajas hasta donde llegue o sitúalo estratégicamente en un sitio al que no pueda acceder. En caso de que no sea posible, lo mejor es optar por árboles de tamaño pequeño o mediano que te permiten colocarlos sobre mesas o soportes más elevados. Podrás decorarlos por completo y evitar que estén a su alcance. No lo sitúes cerca de los muebles, no vayas a ser que intente alcanzarlo y termine tirando con todo.

Sujeción de objetos

adorno de Navidad
Adorno de Navidad/Foto: Unsplash

A la hora de colgar objetos evita usar los típicos ganchos de plástico que caen fácilmente y opta por cordones e hilos resistentes para poder apretarlos. De esta forma, los dejarás bien sujetos al árbol. Sigue la misma pauta para otro tipo de elementos decorativos que coloques en los muebles o por las paredes. Vigila siempre que no puedan caer al suelo porque haya una corriente de aire o porque se tropiece con ellos o el mueble en el que están.

Bolas de Navidad

Bola de Navidad
Bola de Navidad en árbol/Foto: Unsplash

Sin embargo, no basta con ser precavido en la colocación de la decoración, también vale la pena elegirla lo más adecuada posible cuando convivimos con nuestros amigos de cuatro patas. Así sucede con las típicas bolas de Navidad para adornar el árbol o poner en los centros de mesa. Descarta las de cristal y elige mejor aquellas elaboradas con cuerda, fieltro, papel o madera. Resultan menos peligrosas si por accidente caen.

Cintas

Salón con decoración de Navidad
Salón con decoración de Navidad/Foto: Unsplash

Cintas, serpentinas, espumillón y lazos brillantes, ya sean de plástico o de tela, también son un peligro. De nuevo, sé cuidadoso en el momento de dónde eliges ponerlos, aunque si es posible lo mejor es que los descartes de la decoración.

Este tipo de componentes suponen un riesgo importante para tus compañeros peludos. Si los ingieren de alguna forma pueden asfixiarse, enroscarse en los intestinos y obstruir gravemente todo su sistema digestivo.

Cables

Tren y poblado navideño
Tren y poblado navideño/Foto: Unsplash

Otro aspecto con el que es necesario tener especial cuidado por lo que respecta a la decoración de estas fechas es la iluminación. Tanto las luces del árbol como las guirnaldas de iluminación que coloquemos por la habitación disponen de cables, y hay que evitar de todas formas que estén al alcance de las mascotas. En caso contrario, pueden ponerse a jugar con ellos, enredarse y hacerse daño, o incluso mordisquearlos y sufrir una descarga eléctrica.

Lo mismo sucede con los cables de determinados elementos decorativos, como el tren navideño o los poblados navideños. Recoge los cables de manera que no estén visibles ni a su alcance. Una opción es optar por los objetos y las luces que funcionan con pilas, cuyos cables son más cortos y pueden esconderse fácilmente. En todo caso, desenchufa o desconecta siempre las luces cuando te vayas de casa.

Velas

Adorno Navidad
Adorno de Navidad con vela/Foto: Unsplash

En Navidad solemos decorar con velas algunos rincones de la casa, además de las mesas y el recibidor. Sin embargo, debes ser especialmente cuidadoso con un elemento como este, ya no solo por las mascotas sino también por el resto de miembros de la familia.

En caso de descuido o accidente, las velas pueden provocar quemaduras y pequeños incendios domésticos. Una opción económica e igual de vistosa es decorar con las velas a pilas. Mucho más seguras para todos. Las encontrarás en todos los tamaños, y son productos cuya energía dura bastante tiempo.

Plantas navideñas

Flor de Pascua
Flor de Pascua/Foto: Unsplash

Hay plantas navideñas que son un peligro por su toxicidad, así que es mejor evitarlas, como el muérdago, el acebo y la flor de Pascua, también conocida como poinsettia. La ingesta de cualquiera de ellas e incluso solo el contacto puede provocar graves problemas digestivos y oculares, así como dermatitis. En el supuesto de que ya cuentes con alguna en casa, ponla fuera de su alcance y asegúrate de que, si cae alguna hoja, no puedan acceder a ellas.



1 Comment

Deja una respuesta

Your email address will not be published.