Publicado: 12.12.2014 14:52 |Actualizado: 12.12.2014 14:52

Andalucía inicia un programa de ayuda al alquiler para familias desahuciadas

La Consejería de Fomento y Vivienda destina 2,2 millones que se unen a un programa de promoción del alquiler con 26,5 millones de presupuesto. Se dirige a las mismas personas que la ‘ley antidesahucios', recurrida al TC por el G

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha abierto una línea de ayudas al alquiler para familias desahuciadas o pendientes de un proceso de ejecución hipotecaria, según ha informado el departamento que dirige la consejera Elena Cortés.

Según precisa, la ayuda cuenta con un montante inicial de 2,27 millones de euros que se irán ampliando con nuevas convocatorias. Además, precisan, se complementa con un programa general de apoyo al alquiler para 2015 con un presupuesto de 26,5 millones."Nuestro objetivo es que las familias desahuciadas por no poder pagar su hipoteca que se encuentran en situación de emergencia, sin alternativa habitacional y empobrecidas por la crisis y el desempleo no se queden en la calle", ha afirmado Cortés.

Los requisitos de los beneficiarios son, entre otros, haber sufrido una ejecución hipotecaria o de cualquier otra garantía sobre su vivienda habitual; que el lanzamiento genere una situación de emergencia o exclusión social; y que ningún miembro de la unidad familiar sea titular de otra vivienda, precisa la Consejería.La prestación económica puede recibirse durante un máximo de tres años y la cuantía viene determinada por el precio de la vivienda en el mercado, suponiendo un porcentaje de la renta que, en algunos casos puede llegar al 100%, especifican fuentes de la Consejería.

La ayuda da cobertura al mismo perfil de "familias en situación de emergencia social" que la Consejería protegía mediante la expropiación temporal de viviendas a las entidades financieras, mecanismo actualmente suspendido por el recurso del Gobierno central contra la Ley para Asegurar la Función Social de la Vivienda. "El Gobierno ha cerrado una puerta, Andalucía abre otra", ha explicado Cortés.

La ayuda, subrayan, se destina exclusivamente al alquiler de la vivienda que la Junta, por lo que el beneficiario tiene que acreditar que ha destinado ese dinero al pago de la renta de la vivienda recomendada por la Junta, a través de los extractos bancarios. No hay un mínimo a percibir, pero su un máximo determinado por varios factores.

Cortés también ha anunciado hoy que, una vez acreditado que el Gobierno recurrió la Ley aportando datos falsos, el Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía ha presentado alegaciones ante el Tribunal Constitucional solicitándole el levantamiento de la suspensión cautelar de la norma. "Los magistrados del Constitucional ya tienen sobre su mesa la documentación que demuestra que el Gobierno les mintió", ha afirmado Cortés, que ha recordado que la suspensión de la Ley "provoca desahucios cada día".