Público
Público

El bombero vasco que se negó a transportar armas a Arabia Saudí

Rechazó custodiar un envío de armamento al país, cuyos bombardeos sobre Yemen han causado una gran crisis humanitaria. Ahora se enfrenta a una sanción de hasta cuatro años sin empleo y sueldo

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 15
Comentarios:

El bombero vasco Inazio, que se negó a participar en un retén que debía custodiar un envío de armas hacia Arabia Saudí desde el Puerto de Bilbao.

Inazio es bombero, tiene 41 años y es padre de dos hijos. Este viernes ha recibido la notificación oficial que le informa de que la Diputación de Bizkaia le ha abierto un expediente disciplinario. Le imputa una falta grave por incumplimiento de sus funciones, que podría acarrearle una suspensión de empleo y sueldo de hasta cuatro años.

Los hechos por los que podría ser sancionado ocurrieron el pasado 13 de marzo. Inzacio fue convocado a un retén en el Puerto de Bilbao para custodiar un cargamento peligroso con destino a Arabia Saudí. "Por la numeración de los contenedores podían ser proyectiles con cabeza explosiva, detonadores… Armamento. Cuando pregunté a los responsables me dijeron que, efectivamente, había bombas y proyectiles", relata el bombero a Público.

[Más información: Las exportaciones de armas se multiplican un 400%]

Inazio se plantó. Las imágenes volaron por su cabeza: la masacre que la coalición de países árabes liderados por el ejército saudí lleva a cabo en Yemen, la hambruna, los tres millones de desplazados, las armas españolas encontradas sobre el campo de batalla del país. Declaró su objeción de conciencia para participar en el envío de armas, abandonó el retén y comunicó a sus superiores que esperaría nuevas órdenes.

Un insurgente yemení apunta un lanzacohetes C-90, producido por la empresa española Instalaza y vendido en un principio a Arabia Saudí.

Cuenta que todo ocurrió muy rápido, sorprendiendo incluso a sus propios compañeros. "Les pilló un poco desprevenidos. A mi también", confiesa: "Mi objetivo solamente era apelar a mi conciencia y no participar en algo en lo que creía que no tenía que participar".

[Más información: Estos son los bancos que financian la industria militar]

Inazio afirma que desde entonces ningún superior se ha puesto en contacto con él para hablarle de lo ocurrido. No tuvo más noticias hasta que el pasado domingo la prensa local publicó su caso, haciendo referencia a ese expediente disciplinario del que él no ha sabido hasta este viernes. 

La Diputación de Bizkaia ha confirmado a este medio que ha abierto una investigación sobre lo ocurrido para indagar "si es verdad que ha habido incumplimiento de funciones y si debe haber sanción". "Con la ley de función de publica en la mano vamos a ver lo que se hace", ha comunicado una portavoz.

La presencia de un retén de tres bomberos forma parte del protocolo de seguridad cuando se embarcan mercancías peligrosas. 

Apoyo masivo

En un primer momento, la presión por la posibilidad de perder el sustento de su familia en una "situación económica difícil" le hizo arrepentirse de no haber mirado para otro lado, supervisar el envío y haber enterrado después el momento en su memoria. Así se lo confesó a Pepa Bueno en la Cadena Ser. 

"Nuestra situación económica puede ser mala, pero yo ahora mismo no me planteo que no debería haberlo hecho"

Sin embargo, la difusión de su caso le ha traído el apoyo de ciudadanos, partidos y sociedad civil. Una campaña en change.org acumula más de 138.000 firmas en cuatro días, pidiendo a la Diputación que cierre su expediente. Podemos Euskadi y Bildu han contactado con él, y su caso se debatirá en el Congreso y el Senado a iniciativa de este último grupo.

"En el primer momento piensas en tu familia y te preocupas mucho, muchísimo. Pero me he sentado con mi mujer, me ha expresado su total y absoluto apoyo y ya con eso para mi es suficiente. Nuestra situación económica puede ser mala, pero yo ahora mismo no me planteo que no debería haberlo hecho", asegura este viernes a Público.

"Ahora lo volvería a repetir, sin ninguna duda. Mi conciencia está por encima de todo", defiende el bombero.