Público
Público

La Cinemateca francesa celebra la libertad con Jeanne Moreau

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La película "Le Journal d'une femme de chambre" (1964), de Luis Buñuel, abrirá la Retrospectiva Jeanne Moreau, actriz internacional de 80 años y todavía intensa actividad, a la que la Cinemateca francesa rinde homenaje a partir del 6 de febrero y de la que destaca su libertad.

"Cuando se reconstruye el recorrido de Jeanne Moreau, actriz e inspiradora, ella misma cineasta, encontramos con frecuencia la libertad. Es a esto a lo que la Cinemateca rinde homenaje", subrayó su director, Serge Toubiana, al presentar el evento.

Célebre por su talento y por la impronta dejada en cada uno de sus papeles a lo largo de 60 años de carrera, Moreau ha trabajado con algunos de los más grandes directores de su tiempo, de Orson Welles, Michelangelo Antonioni, Elia Kazan, Luc Besson a Olivier Assayas, Joseph Losey, Amos Gitai o Peter Brook.

Louis Malle le dio su primer gran éxito en "Ascenseur pour l'échaufaud" (1957), y al año siguiente la actriz protagonizó "Les Amants" (1958), primer polémico filme suyo, entonces en los sectores católicos franceses, por ser una de las primeras cintas en filmar explícitamente el sexo.

La "Nouvelle Vague", movimiento de renovación francés que desde los años sesenta sacudió el séptimo arte, encontró en ella a su musa, y sus cineastas, de François Truffaut a Roger Vadim, Louis Malle o Agnès Varda, vieron en ella el icono de la mujer moderna, que encajaba a la perfección en sus filmes.

Si para Orson Welles Jeanne Moreau era "la mejor actriz del mundo", Jean Renoir resaltó su "perfume de autenticidad, tan raro en la historia de las relaciones humanas", dado que "casi todos los seres humanos portan una máscara", pero "ella no".

Fiel defensora y admiradora del cine europeo, Moreau, a quien le gusta también trabajar con autores noveles y desconocidos y defender causas imposibles, se considera "una embajadora" de la creación continental, en lucha para que sus autores "tengan las mismas oportunidades" que los estadounidenses.

Siempre en activo, a sus 80 años recién cumplidos en enero, la protagonista de "La mariée était en noir"(1967), de Truffaut, estrenó en 2007 dos películas, "Désengagement", de Amos Gitai; y "L'heure d'été", de Olivier Assayas.

Primera mujer académica de Bellas Artes en la historia de Francia, Moreau explicó en su discurso de investidura, en 2001, cómo "el tiempo es un profesor cruel, pero magnífico", cuyas lecciones "a menudo queman", pero si se les presta atención "enseñan cosas enormemente enriquecedoras".

Del 6 de febrero al 3 de marzo, la Cinemateca francesa proyectará más de cincuenta filmes protagonizados por la artista que, desde finales del siglo pasado es frecuente objeto de homenajes en numerosos países, el más reciente a finales de enero, en el Festival Primer Plano de Angers, al oeste de Francia.

El Festival de Cine de San Sebastián le otorgó el Premio Donostia Europeo del certamen, en 1997, año en el que también fue galardonada en Berlín con el Premio Cinematográfico Europeo a toda una carrera.

Pese a las múltiples condecoraciones recaídas sobre ella, la actriz asegura detestar recibir honores por su trayectoria profesional, convencida de que los artistas, sean pintores, escritores o actores, "no hacen carrera".