Publicado: 06.05.2015 17:38 |Actualizado: 06.05.2015 20:44

CiU, ERC, PSC, ICV y CUP se "plantan" ante el "irresponsable atentado" de Wert contra el catalán

"Son unos cafres y unos ignorantes, y quien necesita un programa urgente de inmersión democrática es el Gobierno y el ministro José Ignacio Wert", asegura David Fernández de las CUP

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
La consejera de Educación catalana, Irene Rigau, conversa con el ministro Wert./EFE

La consejera de Educación catalana, Irene Rigau, conversa con el ministro Wert./EFE

BARCELONA.- Los partidos, CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP se han "plantado" y han asegurado que se "mantendrán firmes" ante un "irresponsable" y "desproporcionado atentado"contra el catalán, el sistema de inmersión lingüística y la cohesión social en Catalunya, que la CUP incluso ha calificado de "golpe de Estado".

El ministro se defiende explicando que el recurso presentado pide que se abra un periodo "adicional" de matriculación para las familias que quieran que sus hijos tengan una "proporción razonable de utilización del castellano" y Montserrat Gomendio acusa a la Generalitat de llevar "al extremo" la inmersión lingüística, detallando que, "el problema ha surgido porque, un año más, el formulario de inscripción no contempla una casilla para que las familias puedan elegir el castellano como lengua vehicular". "Y aquellos alumnos que manifiestan que su lengua es el castellano se les indica que recibirán atención individualizada, medida que va contra la normativa vigente", ha remarcado Gomendio.



A instancias del Ministerio de Educación, la Abogacía del Estado ha presentado un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) contra la resolución de la Generalitat que regula las normas de preinscripción y matrícula de alumnos en centros catalanes para el curso 2015-2016.

En una rueda conjunta en el Parlament, representantes de esos cinco grupos parlamentarios catalanes han criticado esta decisión y han reafirmado su defensa del modelo de educación en Catalunya.

"Son unos cafres y unos ignorantes, y quien necesita un programa urgente de inmersión democrática es el Gobierno y el ministro José Ignacio Wert"

También David Fernández (CUP) ha tachado de "peligroso" y "auténtica barbaridad" el recurso, un "nuevo episodio de la persecución al catalán", una "declaración de guerra" y un "golpe de Estado, pero a los golpes se les desobedece y se les planta cara".

"Son unos cafres y unos ignorantes, y quien necesita un programa urgente de inmersión democrática es el Gobierno y el ministro José Ignacio Wert", ha sentenciado Fernández.

Ramona Barrufet (CiU) ha asegurado que su partido "no está dispuesto a que se utilicen las aulas para judicializarlas" y ha constatado la "unidad" para seguir defendiendo la lengua y la inmersión lingüística: "No queremos el modelo de Valencia, Baleares o País Vasco".

Por su parte, el portavoz en materia de educación del Grupo Parlamentario Catalán (CiU), Martí Barberà, ha solicitado la comparecencia del ministro Wert en la Comisión de Educación para que explique "el constante y obsesivo ataque del gobierno del PP en el modelo educativo catalán" .

Barberá cree necesaria la comparecencia del ministro tras la impugnación que ha hecho el Gobierno del Estado por la vía judicial del proceso de matriculación escolar en Catalunya. "Nuestro sistema educativo defiende el catalán y el castellano. El ministro Wert sólo defiende el castellano y quiere marginar el catalán", ha remachado el diputado.

Por su parte, Anna Simó (ERC) ha denunciado que el PP y el Gobierno "menosprecian a miles de familias", con una "injerencia organizativa en los centros escolares", y ha criticado la "desproporción jurídica y el irresponsable atentado a la convivencia", intentando "crear un conflicto donde no lo hay".

Por ello, ha dejado claro que estos partidos se "plantan" ante una decisión "rotundamente inaplicable e irresponsable", en la misma línea de lo que ha asegurado Rocío Martínez-Sampere (PSC), que ha tildado este "nuevo ataque" de "error político garrafal", una "barbaridad pedagógica en términos de cohesión" y "técnicamente inaplicable".

"Esto no va de capacidades lingüísticas, de hablar bien catalán o castellano y tantas lenguas como sea posible, sino de un modelo de cohesión social y civil, con una gran mayoría detrás, y nos mantendremos firmes", ha dicho la diputada socialista.

"Socialmente temerario y técnicamente ingestionable", según Joan Mena (ICV-EUiA), que ha reiterado el "ataque premeditado" del Gobierno y la "voluntad de modificar el modelo educativo catalán de forma fraudulenta, por la puerta de atrás", dado que el Ejecutivo del PP "quiere imponer mayorías judiciales donde las parlamentarias no llegan": "Estos grupos seremos el rayo que no cesa contra el Gobierno del PP", ha advertido.