Publicado: 20.01.2014 13:09 |Actualizado: 20.01.2014 13:09

España es el país europeo con más desigualdades tras Letonia

"Las políticas subyugadas a los poderes financieros" son las culpables del crecimiento de estas diferencias, según Oxfam Intermon

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España es el país europeo con más desigualdades y se sitúa sólo por detrás de Letonia, según un estudio de Oxfam Intermón, que constata que los 20 españoles más ricos acumulan una fortuna de 77.000 millones de euros, el equivalente a la renta del 20 % de las personas más pobres.

El director general de Oxfam Intermon, José María Vera, ha presentado hoy en Barcelona el informe "Gobernar para las élites", que incluye una encuesta a un millar de españoles, de los que 8 de cada 10 opinan que "en España las leyes están hechas para los ricos", mientras que 7 de cada 10 europeos opinan lo mismo.

Vera ha explicado que "las políticas subyugadas a los poderes financieros" son las culpables del crecimiento de las desigualdades y ha indicado que si en España antes de la crisis el 20 % de los españoles más ricos ganaban más de 5,3 veces más que el 20 % de los más pobres, esta diferencia creció en 2011 a 7,5 veces.

"Si la tendencia continua, para el año 2025, el 20 % de los españoles más ricos podrían ganar de media 18 veces más que el 20 % más pobre", ha señalado Vera.

Tras constatar que las decisiones políticas "están secuestradas por las élites y los poderes económicos", y denunciar que en España "las grandes empresas no pagan impuestos, sólo los pagan las pymes y los particulares", Vera ha pedido a las grandes empresas que cierren sus filiales en paraísos fiscales y dejen de eludir el pago de impuestos.

Según el director de Oxfam Intermón, "el 85 % de las empresas del IBEX español tienen filiales en paraísos fiscales. "¡Que las cierren! Y que no utilicen su poder financiero para influir en las políticas", ha pedido Vera, partidario de aplicar una tasa a las transacciones financieras, la denominada 'tasa Tobin', que reportaría más de 5.000 millones anuales a las arcas del Estado.

En España "las grandes empresas no pagan impuestos, sólo los pagan las pymes y los particulares"

"Erradicar la pobreza pasa hoy por eliminar las desigualdades extremas agravadas en los últimos 25 o 30 años por culpa de la desregulación, la opacidad financiera y una distribución impositiva sin equidad porque se han reducido los impuestos a las rentas más altas y se recortan derechos a las clases más bajas", según Vera.

Para el responsable de la ONG, "estamos viviendo un momento extremo que puede tener consecuencias dramáticas, sobre todo para la cohesión social".

El agravamiento de las desigualdades por las políticas favorables a los poderes financieros está causando, según el informe, que "la desafección democrática en España es evidente y creciente, y se vuelve peligrosa".

"Lo que se vive en España y Europa es una ruptura entre las decisiones políticas y los compromisos con la ciudadanía. Una nueva fase del capitalismo donde las instituciones del Estado han sido secuestradas por las élites y los poderes económicos, degradando el sistema democrático (...) que sólo sirve para encubrir una progresiva concentración de poder", denuncia la ONG.

Según el informe, "la desilusión se extiende desde el político, en el que se percibe el asco con un sistema 'partitocrático', hacia otras instituciones del Estado y hacia las instituciones y organizaciones formales, lo que contribuye al desprestigio de las mismas y aventura futuros conflictos político-sociales".

"Lo que se vive en España es una ruptura entre las decisiones políticas y los compromisos con la ciudadanía"

Entre sus recomendaciones, Oxfam Intermon pide "no usar paraísos fiscales para evadir impuestos, no usar la riqueza económica para obtener favores políticos, hacer públicas todas las inversiones, una fiscalidad progresiva sobre la riqueza y exigir a los gobiernos que usen su recaudación fiscal para proporcionar sanidad, educación y protección social".

En la presentación del informe en Barcelona ha participado también el exministro de Industria Joan Majó, quien ha dicho que el principal problema del aumento de las desigualdades es que con la reforma tributaria, que separó las escalas impositivas del IRPF entre rentas salariales y las rentas de ahorro o especulativas, "se truncó su efecto reequilibrante".

"Se suprimió el impuesto por patrimonio, y ahora las rentas por trabajo pagan el 30, 35 o 50 % mientras que las rentas por ahorro o especulativas sólo pagan un máximo del 18 %, y si son herencias no pagan nada porque también se ha suprimido el impuesto de sucesiones", ha denunciado Majó.

Para el exministro, el actual sistema fiscal español "no es redistributivo sino regresivo e incrementa las desigualdades".