Publicado: 21.12.2015 18:49 |Actualizado: 21.12.2015 18:54

La Fiscalía ve indicios de que los incendios de Asturias y Cantabria han sido intencionados

El Fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo afirma que la situación "no es habitual para la época del año". Expertos de la Guardia Civil investigan los incendios en Asturias, que se han reducido a 11.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Vista de la zona afectada por el incendio en el monte Igeldo, en San Sebastian. EFE/Gorka Estrada

Vista de la zona afectada por el incendio en el monte Igeldo, en San Sebastian. EFE/Gorka Estrada

MADRID.- El fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo, Antonio Vercher, ha admitido que hay "muchos elementos que permiten pensar que puedan ser intencionados las múltiples incendios forestales que se han producido este fin de semana en el norte de la Península, desde Galicia hasta el País Vasco y Navarra.

Vercher ha recalcado, en declaraciones a Europa Press, que esta situación "no es habitual para la época del año" y ha asegurado que está "abierto a cualquier circunstancia y causas" para conocer el origen de los fuegos.



Del mismo modo, ha informado de que el Grupo Central del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en Madrid va a colaborar con los efectivos en Asturias, donde el número de focos activos se ha reducido ya a once desde los más de 140 que se llegaron a contabilizar, para investigar esta "situación masiva de incendios".

"Ha llegado una petición del grupo del SEPRONA de Asturias para que se envíe un equipo desde el servicio central", ha confirmado.

Fuentes del instituto armado han explicado a Efe que la investigación, en la que también participan miembros de la Guardia Civil de Oviedo, no ha hecho más que empezar, por lo que aún no se puede concluir la posible intencionalidad de los fuegos.

El número de focos activos en Asturias se ha reducido a once, desde los más de 140 que se llegaron a contabilizar

También investigan el origen de los incendios, que afectaron a gran parte de la geografía asturiana, especialmente en el occidente, las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales del Principado de Asturias, dependientes de Bomberos de Asturias.

En una primera valoración el pasado sábado, el consejero de Presidencia del Principado, Guillermo Martínez, afirmó que todo hace indicar que alguno de los fuegos pudo tener un origen intencionado.

Las condiciones adversas, con fuertes vientos del sur, altas temperaturas y ausencia de vientos, hicieron que los focos se multiplican rápidamente, desde los dieciocho contabilizados a primera hora del sábado al más de un centenar al llegar la noche.

Los fuegos no provocaron daños personales, aunque sí quemaron varias viviendas y obligaron a decenas de personas a abandonar sus casas.

Uno de los primeros focos se originó en el concejo de Boal, en el interior del occidente asturiano, y las llamas se extendieron rápidamente a lo largo de diecisiete kilómetros hasta alcanzar la costa atravesando el municipio de El Franco, uno de los más afectados.

En la capital de este concejo, La Caridad, donde se instaló el puesto de mando avanzado, se quemaron cinco viviendas además de varias cuadras y cobertizos mientras que en el de Boal se vieron afectadas otras tres casas.

Ante la mejora de las condiciones, la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha retirado ya la compañía integrada por casi un centenar de efectivos que han colaborado con Bomberos de Asturias en la extinción de los fuegos.

En la jornada de hoy, en la que se han sumado al operativo dos hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, trabajan 118 efectivos: 68 bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), 20 de empresas forestales y 30 Agentes del Medio Natural.