Público
Público

La Iglesia también dice "NO" a la Ley Wert

Ocho colectivos cristianos no quieren la asignatura de Religión evaluable ni que la segregación de los alumnos por sexos han presentado este jueves un manifiesto contra la LOMCE.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ocho colectivos cristianos han presentado este jueves el manifiesto 'La Iglesia dice NO a la LOMCE' para mostrar su oposición a la Ley Wert. El documento, promovido por el colectivo Profesores Cristianos por la Enseñanza Pública,  defiende 'una educación pública de calidad que permita el acceso de los más necesitados a todos y cada uno de sus niveles y recursos'.

A la firma se han unido la Federación Estatal de Profesores de Enseñanza Religiosa (FEPER), la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), el Foro de Curas de Madrid, Cristianos y Cristianas de Base de Madrid, la Juventud Obrera Cristiana (JOC), el Foro Tender Puentes de Madrid y el Pastoral San Carlos Borromeo. 

Con la reforma educativa promovida por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, la asignatura de Religión vuelve a las escuelas públicas de forma evaluable. Además, Wert ha introducido un artículo que garantiza y legitima los conciertos con las escuelas -principalmente religiosas- que segregan a los alumnos por sexo.

Sin embargo, pese a parecer que la Iglesia en su totalidad podría estar a favor de esta modificación de la ley educativa, no todos los sectores están de acuerdo con la nueva legislacion que se encuentra en pleno proceso parlamentario para su aprobación.

El texto pone de manifiesto el desacuerdo con la LOMCE a través de 3 referentes -alumnos, profesores y familia- que son 'la preocupación fundamental' de los ocho colectivos firmantes.

Según el documento, los alumnos son 'ignorados por esta ley' en su etapa más temprana de escolarización que supone 'el pilar fundamental'  sobre el que se construye su éxito educativo posterior.  Además, los colectivos critican el sistema de reválidas ya que supondría la apertura a la 'segregación y exclusión de aquellos con más necesidades' ya que 'dificulta la promoción y titulación del alumnado en general'.

Respecto a estas reválidas, los firmantes creen que para el profesorado supone 'dudar de su capacidad para valorar el progreso educativo de sus alumnos' ya que estas evaluaciones serán realizadas por agentes externos a la comunidad educativa.

Los alumnos, además, 'serán exigidos a tomar unas decisiones prematuras acerca de su futuro académico y profesional' a la hora de elegir asignaturas que cursar. 

En cuanto a las familias, según el manifiesto, verían peligrar su acceso a un sistema público, gratuito y  de calidad ya que 'abren las puertas a la paulatina privatización del sector'. Además, 'serían tratadas como clientela' a la que prestar un servicio 'sometido' a las leyes del mercado y que sufrirían cada vez mayor desigualdad social entre familias con posibilidades económicas y aquellas más desfavorecidas.

Pero el manifiesto no solo critica la LOMCE, también aporta sus peticiones y alternativas a esta legislación como la no retirada del currículo de asignaturas como Educación para la ciudadanía o Ciencias del mundo contemporáneo ya que 'fortalecen los valores de participación ciudadana'.

Por otro lado, en cuanto a la asignatura de Religión Confesional, para estos ocho colectivos debería mantenerse como materia optativa de caracter evaluable para la obtención de títulos y becas. Además, proponen la incorporación sobre el Hecho Religioso con un currículo no confesional de rigor plural y respetuoso y no vinculado a ninguna confesionalidad.

El texto, además de mostrar su crítica al proyecto de Ley, pide su retirada del trámite parlamentario. 'Como cristianos, miembros de la Iglesia, pedimos a nuestros máximos representantes que en sus manifestaciones públicas sobre la cuestión educativa tengan en cuenta el interés por el bien común de la sociedad'.