Publicado: 24.09.2009 19:55 |Actualizado: 24.09.2009 19:55

El 'matagatos' del PP se va de rositas

El Juez archiva el caso alegando que la muerte de los gatos era fruto de una cacería sin ensañamiento

Publicidad
Media: 1.33
Votos: 3
Comentarios:

En el caso del "matagatos del PP", el Juez ha decidido archivar la causa alegando que la muerte de los gatos era fruto de una cacería sin que hubiera ensañamiento.

En febrero de 2008 salieron a la luz unas fotografías escandalosas de un joven mostrando como trofeos cuerpos muertos de gatos. Se trataba de Jaime Ferrero, entonces candidato del PP al Ayuntamiento de Talavera de la Reina en las elecciones municipales y miembro de las Nuevas Generaciones del PP en esa localidad toledana, al que, desde entonces, se le conoce como el "matagatos de Talavera" o el "mata gatos del PP".

Junto a su compañero Juan Carlos Vázquez, estos jóvenes organizaron una matanza de gatos indefensos, fotografiándose después con los cadáveres agarrados con ambas manos y exhibiendo una amplia sonrisa. Posteriormente, los jóvenes colgaron las imágenes en Internet para presumir de su "hazaña".

Su comportamiento fue tachado de inmoral e impropio de una persona perteneciente a un partido político y candidato a unas elecciones municipales y los medios de comunicación y la sociedad en general condenaron su actitud sádica y cruel.

La misma visión tuvieron los responsables del Partido Popular que expulsaron a los dos protagonistas de las imágenes de sus filas, en lo que constituyó un rechazo contundente de su comportamiento.

Según denunció Amnistía Animal estos hechos constituyen un delito tipificado en el artículo 337 del Código Penal, que se refiere al maltrato de animales domésticos. Por eso, este organismo solicitó que se aplicara el citado artículo, que prevé condenas de entre tres meses y un año para este tipo de delitos.

"Nuestra sorpresa ha sido mayúscula cuando la Procuradora nos notifica que el juez que atiende en el caso dictó el pasado 11 de septiembre un auto que dispone el sobreseimiento y archivo de la actuación, alegando que los gatos fueron cazados y que de ello se deduce que no hubo ensañamiento", señala AA en un comunicado, que ha interpuesto el correspondiente recurso de apelación, manifestando que la pasividad a la hora de aplicar la ley está haciendo que "individuos como éstos puedan desarrollar conductas violentas con total impunidad".