Público
Público

La oposición denuncia que el PP da la espalda a la ciudadanía en la Operación Campamento

"Los beneficios de las especulaciones urbanísticas nunca van a los vecinos" aseguró Izquierda Unida en el acto en el que, junto otras formaciones como Podemos o Equo, expusieron su postura frente al polémico proyecto, siendo el Partido Popular y Ciudadanos los grandes ausentes en el debate 

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6
Comentarios:

Los miembros de la oposición que asistieron al debate sobre la Operación Campamento

El Partido Popular de Madrid está negociando la llamada Operación Campamento a espaldas de los ciudadanos y del resto de los partidos. Es la opinión generalizada que resonó este martes en el acto impulsado por la 'Plataforma Contra la Operación Especulativa de Campamento' en el que participaron miembros de Equo, Podemos, PSOE, IU y UPYD, siendo el Partido Popular y Ciudadanos los grandes ausentes de la reunión.

"El PP no solo declinó la invitación a asistir al acto sino que también intentó impedir que éste se pudiera realizar, nos lo prohibieron en más de siete sitios"

La ausencia del partido del Gobierno no pilló por sorpresa a ninguno de los allí presentes. "No solo denegaron la invitación a asistir a este acto sino que también han intentado impedir que éste se pudiera realizar, nos lo prohibieron en más de siete sitios" aseguró Guillermo Martínez, portavoz de la Plataforma que presidió el acto.

"El PP se limita a venderlo todo se trata una vez más de su 'pelotazo urbanístico' habitual, sin fin social ni beneficio ciudadanos alguno" afirmó Martínez durante su intervención en la que expuso las principales reivindicaciones de la Plataforma ciudadana contraria al macro proyecto urbanístico impulsado por la Comunidad de Madrid, entre las que se encuentran conseguir mayor transparencia y que "el suelo público siga siendo público y no puede caer en manos privadas extranjeras que buscan solo su propio beneficio", haciendo referencia a que el proyecto lo llevará a cabo el grupo Wanda, propiedad del inversor chino Wang Jianlin.

"Me hubiese gustado que estuviesen aquí todos los candidatos, incluyendo la candidata". De ésta manera, haciendo referencia a su rival Esperanza Aguirre, empezó su coloquio Antonio Miguel Carmona, candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid.  "En el Partido Socialista no nos va a temblar el pulso, tenemos la oportunidad de cambiar este proyecto que se está haciendo a espaldas de los vecinos del distrito". "No vamos a dejar que se regale el suelo a los especuladores" concluyó Carmona.

UPYD se unió a la opinión generalizada tachando a la Operación Campamento de "capitalismo de amiguetes y electoralismo urbanístico"

"La Operación Campamento va en contra del interés general, se trata de un proyecto urbano agotado que se inserta en ese modelo de ciudad en el que no preocupa la calidad de vida de los ciudadanos ni la cohesión, sino hacer negocio y cuanto antes, mejor" aseguró al inicio de su concisa intervención, José Manuel Calvo del Olivo, representante de Podemos en el debate. El portavoz aseguró que desde su formación consideran "inaudito" que las ciudades se desarrollen al margen de los ciudadanos ya que ellos son "los que la viven y la sufren desde hace años". Opinión compartida por IU cuyo portavoz, Daniel Álvarez Morcillo lamentó el hecho de que las plusvalías de este tipo de macro proyectos especulativos "nunca van a los vecinos". 

Unión Progreso y Democracia se unió a la opinión generalizada tachando a la Operación de "capitalismo de amiguetes y electoralismo urbanístico", afirmando que lo que les diferencia del Partido Popular no es que estén en contra de la inversión privada -porque no lo están- sino que se niegan si ésta se consigue "a cualquier precio". "Se ha invitado a Esperanza Aguirre pero aún no llega,  se habrá perdido, al igual que Ciudadanos", comentó con ironía el representante de la Plataforma al final del acto, antes de dar paso a la ronda de preguntas en la que los vecinos de la zona pudieron preguntar y debatir con las distintas formaciones sobre el futuro de este plan que lleva más de 20 años dando tumbos en el limbo de los proyectos urbanísticos.