Publicado: 18.02.2014 14:09 |Actualizado: 18.02.2014 14:09

'El País' cambia de director y la redacción teme un giro a la derecha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ya es oficial. Antonio Caño tomará posesión como nuevo director de El País el próximo 4 de mayo, coincidiendo con el 38º aniversario del diario. El hasta ahora corresponsal del periódico en Washington y director de facto de El País América sustituirá en el cargo a Javier Moreno, cuya posición había quedado muy debilitada ante la redacción por su gestión del ERE realizado en el rotativo en noviembre de 2012 y por el continuo desplome en ventas que viene sufriendo el diario, que, no obstante, continúa siendo el primer periódico de información general de España en número de ejemplares vendidos.

La decisión de Juan Luis Cebrián, presidente del grupo Prisa, ha sido trasladada este mediodía al staff directivo del diario en una reunión en la que han participado los subdirectores, los redactores jefes y el comité de redacción del diario. También ha acudido a dicha reunión Javier Moreno, que pasará a "definir contenidos de Prisa noticias y radio"; José Luis Sainz, presidente ejecutivo del área de prensa de Prisa y consejero delegado de El País; y Abril Martorell, consejero delegado. "No es un golpe de timón, sino continuidad y profundización en América e internet", ha asegurado Caño.

En esta reunión, Cebrián ha asegurado, según ha podido saber Público, que el nombramiento de Caño se ha precipitado por los rumores desatados en las redes sociales tras el envío, por error, de un correo electrónico a diferentes colaboradores del medio, pero ha asegurado que estaba previsto para dentro de unos meses. No obstante, Cebrián ha señalado que se trata de un relevo “pactado” muy diferente al realizado por “otros medios”, en clara alusión a la destitución de Pedro J. Ramírez como director de El Mundo.

Antonio Caño llega a la dirección de El País tras protagonizar la última crisis del rotativo. Este fin de semana envió un informe confidencial, que el propio Caño había elaborado para Juan Luis Cebrián, a diferentes altos cargos del diario tanto en su versión nacional como en su versión América. En este informe, Caño proponía el relevo de toda la cúpula directiva del diario acusando a los actuales responsables del rotativo de estar alejados de la redacción y de las mayorías sociales.

El hasta hoy corresponsal del diario en Washington ya estuvo presente en todas las quinielas para sustituir a Jesús Ceberio al frente de la dirección del diario en 2006. No obstante, en aquella ocasión el elegido fue Javier Moreno, a quien hoy sustituye. Caño lleva 32 años trabajando para El País, donde ha trabajado como corresponsal en América Latina, en EEUU y ha ejercido de redactor jefe de Internacional y subdirector.

El nombramiento de Antonio Caño ha sido acogido, según diferentes fuentes contactadas por este medio, con cierto "recelo" por parte de la redacción. "Se habla de si es de derechas o de izquierdas o si viene a marcar un cambio en la línea del periódico. Desde aquí, lo que sí sabemos, es que Caño no pertenece al ala izquierdista de la redacción por lo que tenemos un cierto miedo a que se imponga un giro a la derecha", explican a este medio fuentes de los trabajadores, que señalan que otro de los fantasmas presentes ahora mismo es que el nombramiento responda a un movimiento de Prisa "en defensa de intereses empresariales más que editoriales".

"Dicen que es más periodista que Moreno, pero que es un tipo de derechas", explica a este medio otro trabajador del diario, que reconoce que aún es pronto para emitir juicios de valor sobre la repercusión que puede tener en el periódico el cambio de director. No obstante, desde la sede de El País no olvidan que Antonio Caño tuvo "una bronca en su día en Internacional" por querer "suavizar la oposición del diario contra la guerra de Irak".

Los recelos de la redacción hacia Caño también se explican por su papel durante el ERE efectuado por El País en noviembre de 2012. Como corresponsal en Washington, Caño se negó a secundar la huelga de firmas impulsada por los periodistas y optó por un perfil discreto no crítico con la dirección que profundizó su divorcio con los trabajadores del diario.

Asimismo algunas fuentes del periódico han señalado sus dudas acerca del carácter “pactado” de la sustitución del director ya que la semana pasada Javier Moreno realizó nuevos nombramientos, como el de José Manuel Romero como Jefe de Nacional. Unos cambios que ahora necesitarán el visto bueno de Caño.