Público
Público

Pase sin parar y sin complicaciones

El emisor de radiofrecuencia Mobe permite identificar el vehículo sin parar en los peajes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Me pone una docena de huevos, unas salchichas y una tarjeta para pagar la autopista'. Tan fácil como ir al súper, y añadirlo a la cesta de la compra, le resultó a Ramón Cereijo conseguir el kit para pagar el peaje de las autopistas del estado de Florida (EEUU), cuando llegó allí para trabajar en el otoño de 2008. 'Resultaba complicado de creer, sobre todo porque en Estados Unidos ni siquiera puedes tener un móvil o una cuenta en el banco cuando no tienes historial de crédito. En cambio, la tarjeta para pagar la autopista, que allí se llama Florida Sunpass, te la daban sin problemas, porque era de prepago', recuerda.

Fue ver el producto y ver la oportunidad de negocio en España. Aquí conseguir un dispositivo Vía T para pagar el peaje de la autopista sin parar el vehículo requiere un complicado proceso que inevitablemente hace pasar al interesado por el banco. Por eso llamó a su amigo Daniel Díez, ex- director del proyecto Android para Google, con amplia experiencia en diseño de software y que en aquellos momentos trabaja en un empresa de Zúrichpara contarle la idea. 'Prepara el plan de negocio y yo me pongo con el diseño tecnológico', animó Daniel.

El equipo está formado por profesionales con amplia experiencia

Estos dos experimentados ejecutivos trabajaron durante los tiempos libres que podían arrancar de sus trabajos. Así descubrieron que la novedosa idea yanqui no lo era tanto, y que España era uno de los escasos países de Europa donde no existía una tarjeta prepago para pagar los peajes. El motivo es que en su momento el Ministerio de Fomento había delegado la gestión de los telepeajes en las entidades financieras y ellas lo habían comercializado como uno más de sus productos. Es decir, además de vender el dispositivo, exigen al cliente hacerse con una tarjeta de crédito, es decir, tiene que presentar la documentación necesaria para que el departamento de análisis de riesgos del banco lo apruebe. Algo que cada día es más complicado.

De aquellas pesquisas surgió Mobe. El dispositivo que emite la identificación de radiofrecuencia cuando pasa por el peaje y que va acompañado de una tarjeta prepago. 'Somos conscientes de que no hemos inventado la pólvora. Lo único que hemos hecho es detectar una oportunidad de negocio en España y traer un producto que ya están utilizando muchos conductores en todo el mundo', reconoce Cereijo.

Aseguran que 'es lo más barato del mercado'. Ofertan cuotas de adquisición y mantenimiento un 50% más baratas que los productos que comercializan los bancos. 'Además, se gestiona a través de internet y en dos días se hace el envío del kit inicial ', explica el directivo.

A pesar de vender barato notan con fuerza el impacto de la crisis

Otra novedad que han introducido es la gestión de todos los tránsitos realizados a través de su página web, donde aseguran que es posible conseguir las facturas de todo el trayecto de una sola vez sin necesidad de contactar con cada una de las concesionarias de las autopistas por las que se ha transitado.

Con el producto encima de la mesa era el momento de dar el salto final. Los dos creadores dejaron sus trabajos para formar Pagatelia, a la que se sumaron otro grupo de amigos con amplia trayectoria profesional. Ahora sólo esperan que la crisis amaine y sus proyecciones puedan cumplirse. 'Llevamos un retraso de unos nueve meses en los ingresos previstos. Pero la mayor sorpresa ha sido que nunca pensamos que el producto, los dispositivos de telepeaje, fueran tan desconocidos en España'.