Público
Público

"Un sablazo de mal gobernante"

Rajoy descalificó la subida del IVA de Zapatero y durante la campaña y los primeros meses de Gobierno prometió que él no incrementaría ese tributo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Credibilidad y confianza. El argumento del Gobierno para justificar sus tijeretazos es, principalmente, el poder lograr así la credibilidad y la confianza de los mercados. Por la credibilidad y por la confianza se puso en marcha la reforma laboral que abarató el despido. Por la credibilidad y por la confianza se ha fijado como prioridad absoluta el déficit cero para todas las administraciones públicas. Y por la credibilidad y por la confianza se han presentado los Presupuestos más austeros de la democracia, se ha reducido en 8.000 millones el gasto social, y se han recortado 10.000 millones adicionales en educación y sanidad. 

El Gobierno se ha llenado tanto la boca apelando a la credibilidad y a la confianza, que ha acabado tragándose su propia credibilidad y su propia confianza. El anuncio que ha realizado esta mañana el ministro de Economía, Luis de Guindos, sobre la subida del IVA el próximo año, ha disparado la prima de riesgo del Ejecutivo. Ha minado definitivamente la credulidad de hasta los más incondicionales del equipo que preside Mariano Rajoy.

Porque, si algo caracterizó la labor de oposición del PP en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente. Si se debe apelar a una promesa que ha sido machacadamente reiterada por los conservadores durante la campaña electoral, durante sus primeros meses en el Ejecutivo y hasta hace apenas dos semanas, esa ha sido su rechazo frontal e inapelable al incremento del IVA. (Ver vídeos aquí )

Cuando, en 2009 el Gobierno socialista anunció que aumentaría ese mismo gravamen, Rajoy no escatimó en descalificativos contra su predecesor. No reprimió sus acusaciones de irresponsabilidad contra el entonces presidente. 'Es un sablazo de mal gobernante', aseguró el hoy jefe del Ejecutivo, que consideró que la única razón para subir el IVA era 'la inoperancia' de Zapatero. Rajoy se sumó entonces a la campaña No más IVA que puso en marcha el PP de Madrid con su presidenta Esperanza Aguirre como principal agitadora. Los conservadores madrileños mantenían esta tarde la nota de prensa del inicio de dicha campaña.

Hace dos años, para el entonces líder del PP el aumento del IVA era 'injusto porque perjudica a quien menos tiene, inútil, porque no servirá para atajar el déficit, y contraproducente porque es un nuevo jarro de agua fría a una economía que ya está congelada'.  En un intento de traducir lo que significaba ese incremento a la vida cotidiana, Rajoy señalaba que se notaría al tomar un café y 'cueste más',  o cuando se pagara más por la ropa. El veía entonces 'un culpable: el señor Rodríguez Zapatero'. 'Los chuches, va a subir el IVA hasta de los chuches y a todo el mundo' , ironizaba en un mitin.

No hace falta rebuscar en las hemerotecas las numerosas ocasiones en las que el mismo Rajoy se ha pronunciado en contra del aumento del mencionado impuesto. La determinación que demostró el ahora presidente del Gobierno durante el debate de su investidura -el 19 de diciembre pasado-, cuando aseguró que no tocaría el IVA, hacía practicamente imposible deducir que cuatro meses después sería su propio Ejecutivo el que anunciaría una subida del gravamen. Rajoy manifestaba esa misma voluntad en una entrevista en Efe el pasado 10 de enero, cuando señaló que no estaba entre sus previsiones subir el IVA.

Si el presidente del Gobierno mira en su propio Consejo de Ministros, podrá encontrar a varios miembros de su Gabinete que también han renegado hasta hace bien poco de un posible incremento en los tributos ligados al consumo. En los últimos meses, el principal ariete contra la subida de ese tipo de gravámenes ha sido el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. 'Subir el IVA duplicaría la caída de la economía', aseguraba él mismo hace tan sólo tres semanas, en una entrevista en ABC. Según señalaba, el incremento supondría 'subidas de precios sin crecimiento y reduciría los márgenes de pymes y autónomos'. 

El pasado 18 de marzo, el propio Montoro prometía en un acto de campaña de las elecciones andaluzas en Jaén, que no estaba en las previsiones del Ejecutivo subir el mencionado impuesto. 'No habrá subida del IVA ni recortes en las prestaciones por desempleo', aseguró. 

El propio ministro de Economía, Luis de Guindos, que ha sido quien ha encajado esta mañana la responsabilidad de anunciar la subida impositiva en nombre del Gobierno, negó que se fuera a adoptar esa medida hace apenas un mes . Aunque, el máximo responsable económico del Gobierno introdujo entonces un matiz que hoy resulta determinante. Aseguró que el Ejecutivo 'no prevé subir el IVA este año'. No amplió esa previsión para 2013, que es cuando finalmente se producirá el aumento.