Publicado: 19.01.2016 18:38 |Actualizado: 19.01.2016 18:38

El 30 por ciento de la pesca mundial no se declara oficialmente

La información de captura precisa es fundamental para ayudar a los trabajadores de la pesca y los dirigentes a entender la salud de las poblaciones de peces e informar para las políticas de pesca.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El 30 por ciento de la pesca mundial no se declara oficialmente

El 30 por ciento de la pesca mundial no se declara oficialmente

MADRID.- Los países declaran drásticamente a la baja el número de peces capturados en todo el mundo, según un nuevo estudio publicado en 'Nature Communications'.

La nueva estimación sitúa la captura mundial anual en aproximadamente 109 millones de toneladas, alrededor de un 30 por ciento superior a los 77 millones reportados oficialmente en 2010 por más de 200 países y territorios, lo que supone 32 millones de toneladas de pescado no declaradas al año, más que el peso de toda la población de Estados Unidos.

El trabajo, dirigido por el Sea Around Us, una iniciativa de investigación de la Universidad de Columbia Británica (UBC, por sus siglas en inglés), con el apoyo de The Pew Charitable Trusts, y Vulcan Inc., atribuyen la discrepancia al hecho de que la mayoría de los países centran sus esfuerzos de recolección de datos en la pesca industrial y en gran medida excluyen categorías difíciles, como la artesanal, de subsistencia y la pesca ilegal, así como el pescado descartado.



"El mundo está sacando peces de una cuenta bancaria conjunta sin saber lo que se ha retirado o el saldo restante", alerta el profesor de la UBC Daniel Pauly, autor principal del estudio e investigador principal del Sea Around Us. "Una mejor estimación de la cantidad que estamos sacando puede ayudar a asegurar que haya suficiente pescado para alimentarnos en el futuro", subraya.

La información de captura precisa es fundamental para ayudar a los trabajadores de la pesca y los dirigentes a entender la salud de las poblaciones de peces e informar para las políticas de pesca, como las cuotas de captura y las restricciones estacionales o de área. Para el el trabajo, Pauly, su co-autor Dirk Zeller, y cientos de sus colegas de todo el mundo revisaron las caputras y datos relacionados procedentes de más de 200 países y territorios.

La información de captura precisa es fundamental para ayudar a los trabajadores de la pesca y los dirigentes a entender la salud de las poblaciones de peces e informar para las políticas de pesca

Utilizando un método llamado reconstrucción de captura, compararon los datos oficiales presentados a la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas (FAO, por sus siglas en inglés) con las estimaciones obtenidas a partir de una amplia gama de fuentes, incluyendo la literatura académica, estadísticas pesqueras industriales, expertos en pesca locales, la pesca legal, la población humana y otros registros, como las capturas documentadas de pescado por los turistas.

"Este estudio confirma que estamos cogiendo mucho más peces de nuestros océanos de lo que los datos oficiales sugieren", dice Joshua S. Reichert, vicepresidente ejecutivo y director de iniciativas de entorno para Pew. "Ya no es aceptable reducir los datos de la pesca artesanal, de subsistencia o la captura incidental a cero en los libros de registros oficiales", agrega.

"Estas nuevas estimaciones proporcionan a los países evaluaciones más precisas de los niveles de captura de lo que hemos tenido -resalta Reichert-- junto con un retrato mucho más matizado de la cantidad de peces que están siendo sacados de los océanos del mundo cada año".

"Los datos son esenciales para el mantenimiento de la pesca mundial", advierte Raechel Waters, oficial superior de programas para la salud de los océanos de Vulcan Inc. "Sin una comprensión exacta de la captura de peces, corremos el riesgo de un subregistro o información errónea, lo que puede perjudicar a los países en sus esfuerzos para poner en práctica políticas eficaces de pesca y medidas de gestión. Esto es particularmente importante para los países que no cuentan con los recursos para hacer evaluaciones integrales de la pesca", concluye Waters.