Público
Público

El 'Marx Lounge' instala su artillería en Sevilla

La obra, del chileno Alfredo Jaar, es una bomba de relojería contra el sistema

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Parece el expositor de una feria del libro, pero es una bomba de relojería contra el sistema. El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), con sede en la Cartuja de Sevilla, acoge desde ayer y hasta el próximo 15 de mayo la instalación Marx Lounge, un repaso al marxismo a través de su creador y de sus principales referentes.

Su autor es el artista chileno Alfredo Jaar, que en 1986 sorprendería en la Bienal de Venecia con su obra Gold in the Morning, sobre las minas del cráter dorado de Sierra Pelada en Brasil. En septiembre del pasado año, llevó a Liverpool una colección de textos políticos, literarios o filosóficos en torno a Marx. Y esa es la base de la muestra que ahora expone en España, enriquecida por numerosos fondos en nuestro idioma procedentes de la librería Laie y por abundantes ejemplares de El capital y de El manifiesto comunista, cedidos por el coleccionista catalán Emili Gasch; entre ellos, la primera edición española de El capital, que data de 1931 y fue publicada por Manuel Pedroso, profesor de la Universidad de Sevilla antes de exiliarse. En la sala acechan textos de Slavoj ?i?ek, Stuart Hall, Jacques Rancière, Judith Butler, Ernesto Laclau, Chantal Mouffe, Fredric Jameson, Pierre Bourdieu, Frantz Fanon, entre otros pensadores canónicos o heterodoxos: 'Me sorprende que muchos de estos autores no hayan sido traducidos al castellano, como es el caso de David Harvey', afirma.

Una mesa de 20 metros reúne textos del autor de El capital'

Claro que Jaar permite que una novela de Juan Benet descanse no muy lejos del Informe Lugano, de Susan George. O que un ejemplar de Las venas abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano, se tutee con Sueño y realidad de América Latina, de Mario Vargas Llosa: 'Metí a Vargas Llosa a pesar de donde se encuentra en este momento. No importa, hay que abrir el diálogo'.

'Cuando ocurrió la crisis económica volvió Marx a la visibilidad pública, pero me pareció irónico que lo trajera de la mano la derecha económica buscando explicaciones a su crisis. Era el momento de ponerlo nuevamente en valor desde el punto de vista de la izquierda progresista', añade.

'La derecha volvió a hacer visible a Marx', sostiene el artista

Abrió Marx Lounge en Liverpool, en septiembre, en una Inglaterra cautiva de la crisis y de los recortes. Ahora, la mesa de 20 metros está en Sevilla, en una enorme habitación roja en la antigua fábrica de cerámicas que inventó en España la semana inglesa: 'Es una de las maneras de pensar el mundo. Ahí está descrito lo que ha ocurrido y lo que va a ocurrir. Pero hay una brecha entre esta información y el mundo real. Ya nadie sabe lo que es el marxismo. El sentido original está completamente perdido. Esta propuesta cobrará sentido cuando alguien abra un libro y se siente a leerlo en uno de los sofás de Ikea. El promedio que un espectador dedica a contemplar una obra es de tres segundos. Muy poco para un artista que dedica a su trabajo una vida entera. Esta es una obra que invita a pararse. Que le grita al espectador ¡pare, pare!', reflexiona Jaar.

Este trabajo conceptual irá cambiando a medida que los espectadores devuelvan el libro a la mesa, tal vez a una posición distinta, que irá fotografiando la cámara de Jaar, testigo de una obra conceptual basada en 'la verdadera revolución intelectual como potencial no realizado hasta la fecha'.

'Tenemos la oportunidad de poner en cuestión que, cuando nunca ha habido dinero para invertir en programas de salud, de cultura y de educación, hay una crisis económica y, como por arte de magia, aparece el dinero para salvar a la banca. Siempre hay dinero para salvar esta maquinaria económica que provocó el desastre', zanja.