Público
Público

Oliver Laxe ya es capitán

El joven realizador gallego se hace con el Premio de la crítica en la Quincena de Realizadores del festival

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es el triunfo de la sinceridad y el riesgo. A plena luz del día, y sin alardes de glamour innecesario, el jurado de la Federación Internacional de Críticos (Fipresci) hizo entrega de sus galardones, los primeros en anunciarse, mientras el jurado de la sección oficial permanecía recluido y deliberando en un lugar sin identificar. De los tres premios otorgados por los críticos, uno sobresalió especialmente: el recibido por Oliver Laxe, el joven gallego (nacido en París, en 1982) que debutaba en la Quincena de Realizadores con su película Todos vós sodescapitáns. Oliver deja de ser así el único director español en Cannes para convertirse en un flamante ganador.

Un premio que confirma algo que ya se intuía: que una peliculilla (por recordar el término popularizado por Ignasi Guardans) hecha 'con las manos', según su director, no sólo puede llegar hasta el gran escaparate del cine mundial, sino que es capaz de deslumbrar a los críticos internacionales. La película de Laxe competía con todas las de la Quincena de Realizadores y las de la Semana de la Crítica, que este año apostaron por los jóvenes realizadores y óperas primas: 'Han sido días de decisiones difíciles y debates encendidos, pero siempre tuvimos claro que queríamos apoyar a una película debutante', explicó una representante del jurado antes del anuncio.

Oliver, de quien el diario Libèration hablaba ya como 'el joven realizador francés', agradeció el premio explicando que 'es un honor recibirlo': 'Considero que el trabajo que realiza la Fipresci no sólo es riguroso, sino también necesario, y al hacer esta película yo quería trabajar con ese mismo rigor'. Oliver acudió al acto acompañado de sus amigos y parte del equipo: su hermano Felipe Lage, productor; su amigo Martin Pawley, coproductor, y dos de sus colaboradores habituales, los videoartistas We are QQ (Uxue Vázquez y Vicente Arrieta). 'El cine forma parte de mi vida de manera muy íntima', afirmó tras recoger el premio.

Cine familiar, impuro, con los pies en la tierra que golpea lo real para extraer una historia de ficción y belleza de las vidas de un grupo de niños marroquíes. 'Todos vós sodes capitáns es una película muy seria en su falta de seriedad, con la que le falto el respeto al cine precisamente porque lo amo', afirmó Laxe. Además del premio al gallego, el jurado de la crítica distinguió a la película del francés Mathieu Amalric, Tournée, como la mejor de la sección oficial, y Pal Adrienn, de la húngara Agnes Koksis, en la sección Un certain regard.