Publicado: 20.11.2015 07:45 |Actualizado: 20.11.2015 18:40

Así es ser 'trans' en Cabo Verde

El documental 'Tchindas', de Marc Serena y Pablo García, retrata la preparación del Carnaval en la isla de Sao Vicente de la mano de tres amigas que viven su género en libertad 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Edinha y Sabrina, preparándose para el Carnaval de Mindelo./ TCHINDAS.COM

Edinha y Sabrina, preparándose para el Carnaval de Mindelo./ TCHINDAS.COM

MADRID.- En la isla caboverdiana de Sao Vicente, el Carnaval transforma los días, las noches, las calles y las vidas de sus 76.000 habitantes. Durante tres semanas, sólo importan las carrozas, los vestidos y la música de la mayor fiesta del año. En Mindelo, quien encabeza la organización del evento es Tchinda Andrade, que de día cocina y vende buñuelos brasileños y de noche regenta un diminuto bar enclaustrado en su propia casa. Ella decide las músicas, las canciones y las coreografías. Ordena y manda. Tiene carácter, pero el pueblo entero la adora. Incluso los niños y niñas, que durante la preparación del Carnaval pasan casi todas las tardes con ella y sus amigas, Elvis, Edinha y Sabrina, preparando los bailes. Eso enseña el documental de Pablo García y Marc Serena, Tchindas. Eso y que Elvis, Edinha y Sabrina son transexuales viviendo su género en libertad en un continente que denigra al diferente.



"La película va de cómo una isla trabaja para construir algo bonito de la nada", resume Marc Serena (Manresa, 1983). Este periodista catalán conoció Cabo Verde en 2011, cuando recorrió África para la elaboración de su libro ¡Esto no es africano! De El Cairo a Ciudad del Cabo a través de los amores prohibidos (Editorial Xplora, 2014). Durante ese viaje, tuvo la suerte de conocer a la artista Cesárea Évora y la mala suerte de que muriera 36 horas después. "Me lo tomé como una señal y por eso volví", explica.

Cartel del documental 'Tchindas'.

Esta vez, sin embargo, no volvió solo. Lo acompañó su amigo y director de cine Pablo García Pérez de Lara (Barcelona, 1970), con una larga experiencia en el mundo audiovisual. "Lo bonito del rodaje fue que nosotros no éramos los protagonistas. Estaba todo el mundo tan volcado en la preparación del Carnaval que no nos hacían ni caso. Para bien y para mal", explica, "pero gracias a ello, el film emana veracidad y claridad". 

Y con veracidad y claridad, conocemos a tres amigas que preparan con nervios y emoción el Carnaval. Escuchando criollo caboverdiano y música de Cesária Évora, descubrimos a Tchinda, que en 1998 contó a un diario local que nació hombre pero se siente mujer, y a Elvis, que está cómodo vestido tanto de hombre como de mujer. Es costurero y diseña los trajes de la fiesta ayudado por Edinha, dulce y pizpireta, a la que vemos desfilar feliz por las calles de Mindelo medio desnuda embadurnada con purpurina.

En la mayoría de países africanos, las personas trans (transexuales, transgénero, travestis, etc) son perseguidas y asesinadas, pero Cabo Verde es un oasis de respeto en un desierto hostil y homófobo. "Tchinda y sus amigas —a quienes todo el mundo llama tchindas— pueden pasear por la calle, pero muy cerca, en Senegal, sólo por eso se las condenaría a prisión y en Mauritania, a pena de muerte", cuenta Serena. De hecho, proyectar este documental también sería un delito en esos países.

Tchinda Andrade./ TCHINDAS.COM

Tchinda Andrade prepando el Carnaval./ TCHINDAS.COM

Sin embargo, y a pesar de tratarse de un film social, Tchindas no va de eso. "En los documentales sobre personas trans, el foco suele estar en la transición, en la operación, en la noche, en la prostitución. Nosotros nos queríamos alejar de todo esto. Quisimos contar la realidad de un pueblo que respeta la diferencia y la celebra. En el fondo, la película es una declaración de amor a Cabo Verde y un 'gracias' a Tchinda por existir", explica Serena.

Con 37 años y una cicatriz en la nariz que le recuerda que llegar hasta aquí no fue fácil, Tchinda no se siente líder de nada. Vive su género con libertad pero no actúa como referente de la causa. A García Pérez le sorprendieron sus contrastes: "Fue impresionante verla dándole consejos sobre lactancia a una madre primeriza y luego, por la noche, echando a un borracho de su bar armada con un bate de béisbol en la mano", recuerda.

Edinha, desfilando por las calles de Mindelo./ TCHINDAS.COM

Edinha, desfilando por las calles de Mindelo./ TCHINDAS.COM

Tchindas, que ha recibido el premio del jurado en el festival Outfest de Los Ángeles y en el Reeling de Chicago, se estrenó casi a la vez en la 39ª edición de la Mostra de Sao Paulo de Brasil y en la 60ª edición de la Seminci, la Semana Internacional de Cine de Valladolid. También ha sido seleccionada en el festival In-Edit de Barcelona, el festival MiradasDoc de Canarias y LesGaisCineMad de Madrid.

El documental, una producción de Doble Banda que concursará en los premios Goya y en los Gaudí, se puede ver este viernes a las 20.00 horas en la sala Artistic Metropol de Madrid y en Barcelona, del 20 al 24 de noviembre, en los cines Girona.