Publicado: 08.12.2016 15:30 |Actualizado: 08.12.2016 19:18

Cuatro bancos y la SEPI invirtieron 6.500 millones de euros en empresas que producen armas nucleares

La cifra computa sus inversiones desde 2013, el BBVA, el Banco Santander, el Banco Sabadell, el Bestinver y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, controlada por el Ministerio de Industria, han ganado dinero con esta industria

Publicidad
Media: 4.14
Votos: 7
Comentarios:
Phil Noble / Reuters

Phil Noble / Reuters

MADRID.- La ONG holandesa PAX ha publicado este jueves el informe Don’t Bank on the Bomb, donde detalla las inversiones de estados y entidades financieras en empresas de la industria militar que, entre sus actividades, producen elementos que se usan en la fabricación y mantenimiento de armas nucleares. 
 
En el informe aparecen cinco instituciones financieras españolas que han invertido alrededor de 6.500 millones de euros en 27 empresas productoras de armas nucleares desde 2013. Entre ellas se encuentran cuatro bancos (el BBVA, el Banco Santander, el Banco Sabadell y el Bestinver) y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), una entidad pública que gestiona las participaciones empresariales de titularidad estatal, controlada por el Ministerio de Industria.

El BBVA es quien más financia las empresas de armamento nuclear, y puso a disposición de estas 2.837 millones de euros y otorgó préstamos de más de 2.000 millones de euros.

En el caso del Banco Santander la cifra de inversiones ronda los 1.575 millones de euros, otorgando préstamos por una suma de 1.250 millones de euros a las compañías de armas nucleares.

En el caso del Banco Sabadell, invirtió 27 millones de euros en empresas productoras de material militar nuclear y otorgó préstamos por la misma cantidad.

Bestinver puso a disposición de las empresas 147 millones de euros. Además, posee y gestiona acciones de las compañías productoras de armas nucleares por un valor de más de 145 millones de euros.

Finalmente, la SEPI ha puesto a disposición de las empresas de armamento nuclear 1.916 millones de euros, y posee o administra acciones de estas por una cantidad aproximada de 1.883 millones de euros.

Las empresas fabricantes de armas nucleares a las que financian estas cinco entidades españolas son: Aecom (EEUU), Aerojet Rocketdyne (EEUU), Airbus Group (Países Bajos), BAE Systems (Reino Unido), Bechtel (EEUU), Boeing (EEUU), BWX Technologies (EEUU), Charles Stark Draper Laboratory (EEUU), CH2M Hill (EEUU), Engility Holdings (EEUU), Fluor (EEUU), General Dynamics (EEUU), Honeywell International (EEUU), Huntington Ingalls Industries (EEUU), Jacobs Engineering (EEUU), Larsen & Toubro (India), Leonardo - Finmeccanica (Italia), Lockheed Martin (EEUU), MOOG (EEUU), Northrop Grumman (EEUU), Orbital ATK (EEUU), Raytheon (EEUU), Safran (France), Serco (Reino Unido), Textron (EEUU), Thales (Francia) y Walchandnagar Industries (India).

Campaña Banca Armada

Desde 2008, varias organizaciones internacionales contra el comercio de armas, entre las que actúa el Centre Delàs d'Estudis per la Pau, radicado en Barcelona, promueven una campaña que denuncia a las entidades financieras que invierten en la industria militar.

La campaña trata de "sensibilizar a la sociedad para que exija a las entidades financieras españolas que cambien sus políticas y finalicen toda relación con empresas socialmente irresponsables". A juicio de los activistas, "esta iniciativa muestra la importancia de las relaciones entre los bancos y las empresas fabricantes de armamento. De este modo se quiere identificar a aquellas entidades financieras que son responsables de prácticas poco éticas, como la obtención de beneficios a través de la fabricación y la exportación de armas".