Publicado: 23.11.2015 21:24 |Actualizado: 23.11.2015 21:24

Endesa eleva su previsión de beneficios para 2015 y 2016

La eléctrica destinará el 100% de su beneficio al pago de dividendos hasta 2019

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Varias personas pasan por delante de la sede de Endesa. REUTERS

Varias personas pasan por delante de la sede de Endesa. REUTERS

MADRID.- La eléctrica Endesa anunció el lunes una actualización de sus guías estratégicas, con revisiones al alza para los beneficios esperados en 2015 y 2016. En un comunicado al supervisor bursátil, Endesa dijo que espera cerrar este año con un beneficio bruto de explotación (ebitda) de al menos 3.000 millones de euros y un resultado neto de al menos 1.000 millones, por encima de objetivos anteriores de 3.000 y 1.000 millones, respectivamente.

Para 2016, el grupo energético prevé un ebitda de 3.200 millones de euros y un beneficio neto de 1.300 millones. Antes, la filial española del grupo de capital público italiano Enel esperaba un ebitda de 3.100 millones y un beneficio neto de 1.200 millones. El grupo también realizó previsiones para 2017, cuando espera obtener un ebitda de 3.100 millones y un beneficio neto de 1.200 millones.



En su plan a 2019, Endesa destinará al pago de dividendos la totalidad del beneficio neto atribuido durante cinco años consecutivos. En concreto, el consejo de administración de Endesa ha aprobado su política de remuneración al accionista que establece, entre otros aspectos, que el dividendo ordinario por acción que se acuerde repartir hasta 2019 será igual al 100% del beneficio neto atribuido (pay out).

Endesa, además, no descarta repartir un dividendo extraordinario en 2017 si no encuentra oportunidades de compra que creen valor para la compañía, según indicó el consejero delegado de Endesa, José Bogas. En una conferencia con analistas, Bogas señaló que si no se encuentran oportunidades de compra que "creen valor para los accionistas, estamos abiertos a repartir un dividendo extraordinario en 2017".

A este respecto, indicó que estas oportunidades se centran en pequeñas distribuidoras, suministradoras y empresas especializadas en eficiencia energética en mercados como España o Francia.

Inversiones

Segun el plan estratégico, la partida de inversiones para el periodo comprendido entre 2015 y 2019 se situará en 4.400 millones de euros, de los que el 46% irá dirigido a la distribución, el 32% a la generación, el 12% a las actividades extrapeninsulares y el 10% a la comercialización.

Entre las inversiones concretas, destacan 600 millones para la instalación de los nuevos contadores de electricidad y 400 millones para inversiones en centrales de carbón importado.

La eléctrica espera un superávit de tarifa de 850 millones en 2015 y propone reducir o eliminar el impuesto del 7% a la generación eléctrica

De otro lado, Endesa considera que existe la "posibilidad de reducir la factura de energía" en el actual entorno de superávit tarifario y considera que la vida útil de las centrales nucleares españolas podría ampliarse a los 60 años "como en Estados Unidos", siempre y cuando se den los criterios "técnicos y de seguridad" necesarios.

La compañía realiza estas consideraciones en una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) en la que sostiene que la energía nuclear es "competitiva, segura y libre de CO2", al tiempo que "estabiliza y reduce" los precios del mercado mayorista.

Endesa espera disfrutar de un entorno regulatorio caracterizado por la estabilidad en el sistema eléctrico español provocada por el superávit estructural de tarifa a partir del ejercicio 2014. En concreto, espera que el ejercicio 2014 se cierre con un superávit de tarifa de 650 millones, que se elevará a 850 millones en 2015, a 1.300 millones en 2016 y a 1.500 millones en 2017.

Tras pronosticar estos excedentes, Endesa realiza varias propuestas "para el uso de los superávit tarifarios", entre las que figuran reducir o eliminar el impuesto de generación de electricidad del 7% a partir de 2016, aliviar la factura y "mejorar la competitividad de la economía".

Según los cálculos de Endesa, la demanda eléctrica peninsular aumentará un 2,9% en 2015, frente a la estimación anterior del 2,7%, si bien en 2016 lo hará a un ritmo del 1,8%, dos décimas inferior al 2% pronosticado anteriormente.

Etiquetas