Público
Público

El FMI pide a Rajoy más reformas porque el ajuste "es incompleto"

El organismo internacional aconseja la eliminación gradual de tipos reducidos de IVA y calcula que la subida de este impuesto podría incrementar la recaudación en 15.000 millones

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, conversa con el ministro de Economía, Luis de Guindos, enuna reunióm del Eurogrupo en Bruselas. AFP/JOhn Thys

MADRID.- Las reformas emprendidas y las medidas adoptadas para reforzar la confianza en la economía española "han surtido efecto", aunque el ajuste "sigue siendo incompleto" y persisten debilidades estructurales, según señalan los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha revisado una décima al alza sus pronósticos de crecimiento en 2016 y 2017 para España, recomendando acometer una "consolidación fiscal gradual" (que incluya una subida de impuestos como el IVA) para colocar la deuda en una trayectoria descendente, reducir el desempleo y mejorar la productividad.

De este modo, según la declaración final de la misión del FMI que ha visitado España para elaborar el informe anual conocido como Artículo IV, la institución internacional prevé que la economía española crecerá en 2016 un 3,2%, igual que en 2015, mientras que el crecimiento del PIB se moderará al 2,3% en 2017, en ambos casos una décima por encima de lo que preveía respectivamente en la última edición del informe Perspectiva Económica Mundial, publicado el pasado mes de octubre.

"La economía española ha continuado con su impresionante recuperación y vigorosa generación de empleo", reconocen los técnicos del FMI, señalando que la tasa de crecimiento de la economía en 2015 fue de un vigoroso 3,2%, "y se prevé el mismo incremento para 2016", mientras prevén que el crecimiento del PIB real el año que viene se modere hasta el 2,3%" al empezar a disiparse el impulso de los precios del petróleo más bajos, la debilidad del euro y el estímulo fiscal.

De hecho, a medio plazo, y debido a que España seguirá enfrentándose especialmente a un débil crecimiento de la productividad y a un desempleo estructural elevado, "las perspectivas de crecimiento seguirán desacelerándose", una tendencia que se ha visto atenuada por las reformas aplicadas, demostrando que, con más medidas estructurales se pueden mejorar las perspectivas de crecimiento a medio plazo.

En este sentido, la misión del FMI señala que "el ajuste sigue siendo incompleto" y persisten debilidades estructurales, a pesar de los notables avances, particularmente en el caso del elevado desempleo y la extendida utilización de contratos temporales en las nuevas contrataciones, mientras la elevada deuda pública y la abultada posición de inversión internacional neta negativa hacen vulnerable a la economía a las perturbaciones económicas.

Subida de impuestos

En política fiscal los técnicos del FMI consideran que una consolidación fiscal estructural gradual, pero sostenida garantizaría una firme trayectoria a la baja de la deuda, mientras ve probable que el déficit público sea superior a las previsiones originales, a pesar del fuerte crecimiento económico y de un menor gasto en intereses.

La jefa de la misión del F;I para España, Andrea Schaechter, y el director de Comunicaciones, Andreas Adriano, durante la presentación en Madrid del informe preliminar sobre la economía española. EFE/Chema Moya

La misión del FMI considera que "España puede permitirse un aumento de los ingresos", para lo que recomienda una reducción gradual de las exenciones del IVA y de los tipos reducidos. A este respecto, la jefa de la misión del FMI para España, Andrea Schaechter, ha apuntado a sectores como el del turismo, en el que ve margen para subir del tipo reducido (10%) al general (21%). La experta del Fondo ha resaltado que la recaudación por IVA en España es 3 puntos inferior a la media europea, aunque ha insistido en que los cambios en el IVA no tienen que hacerse rápidamente sino de forma progresiva.

El FMI considera que con una subida gradual de los tipos reducidos de IVA y una reducción progresiva de las exenciones el Gobierno español incrementaría en 15.000 millones de euros la recaudación. "Un informe de 2014 indicaba que más ingresos en el ámbito de IVA podrían incrementar la recaudación en un 2% respecto al PIB", ha indicado Schaechter, que añadió que los cálculos de la institución internacional apuntan hacia una "recaudación adicional" del 1,5% respeto al PIB con una subida gradual de los tipos reducidos y una reducción progresiva de las exenciones.

De igual manera, el informe del Fondo señala que, ante los bajos precios de la energía, los expertos del FMI reiteran que en España hay margen para aumentar los impuestos especiales y las tasas medioambientales. "Junto con las reducciones ya adoptadas de los tipos de los impuestos de sociedades y sobre la renta de las personas físicas, estas medidas recaudatorias permitirían trasladar la carga tributaria, de forma favorable al crecimiento, de la fiscalidad directa a la indirecta", concluyen.

Dinero a las autonomías en función de objetivos

La misión del FMI advierte en su informe de que "si no se reforma, el sistema de financiación autonómica seguirá suponiendo un riesgo para la consecución de los objetivos fiscales". A este respecto, los técnicos de la institución considera que el objetivo de las reformas debe ser mejorar los incentivos de las comunidades autónomas para cumplir sus objetivos fiscales, teniendo en cuenta a la vez sus diferentes capacidades económicas.

En este sentido, los expertos ven necesario hacer cumplir de modo más automático y estricto los objetivos, y dotar a las comunidades autónomas de mayor capacidad de movilización de sus propios ingresos. Asimismo, los técnicos plantean la posibilidad de introducir transferencias ligadas a resultados, con el fin de incentivar avances en áreas críticas de reforma, como la aplicación de la 'Ley de Unidad de Mercado' y las políticas activas de empleo.

El FMI cree que la banca española todavía puede hacer más en su ajuste

Además,  el FMI cree que, pese al importante ajuste de plantilla y de oficinas que ha llevado a cabo el sector financiero español desde la crisis, "todavía se puede hacer más", sobre todo, en la red de sucursales, que sigue siendo más alta que en otros países.

La jefa de la misión del Fondo para España ha explicado que a las reformas llevadas a cabo en los últimos años en España han hecho posible que el sector financiero nacional sea ahora "más fuerte y más resistente", y cuente con un mejor nivel de capital y de calidad de sus activos.

No obstante, ha advertido de que la rentabilidad de la banca, no solo en España, también en Europa, es "inquietante", y ello, como consecuencia de los bajos tipos de interés, de los que no obstante, se han beneficiado los hipotecados y muchos consumidores.