Publicado: 04.07.2016 20:15 |Actualizado: 04.07.2016 23:14

La Generalitat exige a Vueling que asegure los vuelos vendidos y anule los que no pueda garantizar

La convocará semanalmente a una comisión de seguimiento para supervisar cómo presta sus servicios y no descarta imponerle sanciones, aunque por el momento centrará sus esfuerzos en velar para que el caos finalice y en recabar información sobre lo sucedido.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de Vueling, Javier Sanchez Prieto, durante su rueda de prensa. EFE/Kiko Huesca

El presidente de Vueling, Javier Sanchez Prieto, durante su rueda de prensa. / KIKO HUESCA (EFE)

BARCELONA.- La Generalitat convocará semanalmente a Vueling a una comisión de seguimiento para supervisar cómo presta sus servicios y no descarta imponerle sanciones, aunque por el momento centrará sus esfuerzos en velar para que el caos finalice y en recabar el máximo de información sobre lo sucedido.

En una reunión de urgencia en la sede del departamento de Territorio y Sostenibilidad, el consejero de Empresa y Competitividad, Jordi Baiget, y su homólogo de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, han pedido explicaciones a la dirección de Vueling por los retrasos y las cancelaciones de los últimos días.

En rueda de prensa posterior, los consejeros han comentado que Vueling no había sabido precisar cuándo se podrá normalizará el servicio, y han exigido a la aerolínea que garantice los vuelos que venda y que, si no es capaz de ello, que los anule con mucha antelación. Según los consejeros, Vueling había admitido que desde el jueves ha anulado 56 vuelos en El Prat, con 8.000 personas afectadas.

Tanto Rull como Baiget han recordado que la Generalitat no tiene competencias sobre el transporte aéreo, sino simplemente sobre la defensa de los consumidores, y ha reprochado al Ministerio de Fomento que no haya actuado hasta ahora en esta crisis a pesar de tener "los suficientes elementos para poder tomar decisiones de carácter preventivo".

La aerolínea cancelará este martes cuarenta vuelos

Por su parte, la aerolínea trata de atajar su caos operativo (cancelaciones y retrasos en sus vuelos desde el pasado martes) con la contratación de más pilotos y aeronaves, mientras el Gobierno también presiona para normalizar con celeridad la situación.

Aunque hoy la situación ha mejorado respecto a jornadas anteriores (cinco vuelos cancelados, cuatro de ellos con origen o destino en Barcelona, según ha podido comprobar Efe en la web de Vueling), mañana la situación amenaza con agravarse en este aeropuerto catalán, ya que la compañía, a causa de la huelga en Francia, ha avanzado que cancelará 40 vuelos, 18 de ellos con origen o destino en Barcelona. 

Los vuelos afectados tienen como destino u origen, Lyon, Niza, Burdeos, Nantes, Toulouse, Marsella, París-Orly y París-Charles de Gaulle. Además del aeropuerto de El Prat, los otros aeropuertos españoles afectados por estas cancelaciones serán los de Valencia, Alicante, Palma de Mallorca, Málaga, Ibiza y Sevilla.

Tras ser convocado a una reunión con la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, y con representantes de Aena, Enaire y del aeropuerto de El Prat, el presidente de Vueling, Javier Sánchez-Prieto, ha reconocido hoy, en su primera intervención desde que aflorara la crisis, que la compañía ha tenido fallos dentro de su operativa que está tratando "de reparar".



Deberá presentar a  Fomento un plan de contingencia para el verano

Para ello, ha dicho que han puesto en marcha "más recursos y más medios para que esa situación no vuelva a repetirse", al tiempo que ha pedido disculpas por los retrasos y cancelaciones de los últimos días. Ha señalado que la situación "evidentemente" ya no es como los días anteriores y que "poco a poco se está empezando a notar la mejora", aunque ha matizado que "es una operación compleja y existen factores que desencadenan este tipo de circunstancias", como por ejemplo la nueva huelga para mañana de los controladores franceses.

Con el objetivo de reducir las incidencias y recuperar la normalidad, Vueling ha contratado seis nuevos aviones y a 32 pilotos, además de reforzar la atención al cliente con 130 personas, dadas las quejas y denuncias de falta de información por parte de muchos de los afectados.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha señalado hoy que Vueling deberá presentar mañana un plan de contingencia que Fomento examinará "a fondo", en el que deberá detallar los medios -aeronaves y tripulación- con los que cuenta para hacer frente a los meses de julio, agosto y septiembre.

El representante de Fomento ha explicado que tanto Aviación Civil como la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) han realizado una evaluación técnica que revela una "posible falta de recursos" para atender las más de 400 operaciones diarias que debe llevar a cabo en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, que ascienden a 700 en todo el mundo.