Publicado: 18.03.2016 13:31 |Actualizado: 18.03.2016 17:08

El Gobierno se prepara para nuevas elecciones: convoca un 62% más de plazas de funcionarios

El Consejo de Ministros aprueba la Oferta de Empleo Público de 2016, que incluye 13.427 nuevas plazas, el 62% más que en 2015, y 5.594 plazas de promoción interna, que suponen un incremento del 20,2%

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, durante la rueda tras la reunión del Consejo de Ministros, que ha aprobado hoy la Oferta de Empleo Público de 2016 que incluye 13.427 nuevas plazas, el 62 % más que en 2015, y 5.594 plazas de promoc

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, durante la rueda tras la reunión del Consejo de Ministros, que ha aprobado hoy la Oferta de Empleo Público de 2016 que incluye 13.427 nuevas plazas, el 62 % más que en 2015, y 5.594 plazas de promoción interna, lo que supone un incremento del 20,2 %. EFE/Mariscal

MADRID.- El Gobierno ha aprobado hoy la oferta de empleo público para 2016 que contempla 13.427 nuevas plazas, el 62 % más que en 2015, y 5.594 de promoción interna, una subida del 20,2 %, ha informado hoy el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, que ha subrayado que se necesitan funcionarios.

Sin embargo, para los sindicatos UGT, CCOO y CSI-F estas cifras son insuficientes ya que calculan que en los últimos cuatro años se han perdido más de 20.000 puestos de trabajo en la Administración General del Estado por lo que han reclamado una oferta de empleo público extraordinaria que garantice el adecuado desempeño de los servicios públicos.



Los sindicatos han avanzado que trasladarán a los grupos parlamentarios, que aspiran a conformar una mayoría estable de Gobierno, la necesidad de convocar esta oferta de empleo público adicional.

En concreto, el Consejo de Ministros ha aprobado la convocatoria de 6.507 nuevas plazas en la Administración General del Estado, un 71% más que un año antes; 1.820 en Justicia, un 27% de incremento y 250 plazas para funcionariado de la Administración local.

En el Cuerpo Nacional de Policía, la convocatoria es de 2.740 nuevas plazas, un aumento del 100% y de 1.799 en la Guardia Civil, un 103,3% de subida.

Queda pendiente la aprobación en otro Consejo de Ministros, de 761 plazas en las Fuerzas Armadas. Por tanto y sin Fuerzas Armadas, el total de plazas convocadas es de 12.666 plazas, un incremento del 69,3 % respecto al año 2015.

En la rueda posterior al Consejo, el ministro de Hacienda en funciones ha valorado que el número de funcionarios está en una cuota similar al año 2004 y ha querido dejar claro que no es un número excesivo. "Eso son informaciones gratuitas, de hecho necesitamos funcionarios" ha puntualizado.

También los sindicatos creen que hace falta más empleados públicos, máxime cuando la actual plantilla está envejecida y el 62% tiene más de 50 años. CSI-F ha calculado que, desde enero de 2010, el conjunto de las administraciones públicas han perdido más de 155.800 personas, lo que supone, han dicho, una merma de 78 puestos de trabajo al día.

Por ello, los sindicatos sostienen que las cifras que ha aprobado el Gobierno no son suficientes y no compensan la destrucción de empleo público generada durante la crisis.

Sin embargo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha insistido en el crecimiento de la oferta pública respecto a 2015 y ha subrayado que se mantiene la reposición del cien por cien de las bajas de efectivos en sectores prioritarios. Entre estos sectores prioritarios está la lucha contra el fraude fiscal y laboral y las Fuerzas de Seguridad del Estado.

La vicepresidenta también ha apuntado "como novedad" que en 2016 habrá reposición del 100% en asistencia directa a usuarios de servicios sociales y prestaciones, y políticas activas en materia de empleo y seguridad ferroviaria.

El ministro de Hacienda en funciones ha hecho hincapié en la cuota reservada a las personas con discapacidad, el 7 % del total.

Para el ministro, esta cuota sienta las bases de una sociedad igualitaria pero, además, significa que desde el sector público "se fuerza" a que las empresas privadas cumplan la normativa.