Publicado: 01.09.2015 18:52 |Actualizado: 01.09.2015 18:52

Grip, una plataforma para ayudar a las "víctimas" de Google a conseguir indemnizaciones

La "Plataforma para la reparación y la integridad por Google" pretende ser un punto de referencia para aquellos individuos y negocios que se han visto "dañados" por el desarrollo de los diferentes servicios del buscador y su "carácter anticompetitivo".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Grip, una plataforma para ayudar a las "víctimas" de Google a conseguir indemnizaciones

Grip, una plataforma para ayudar a las "víctimas" de Google a conseguir indemnizaciones

BRUSELAS.- El despacho de abogados Hausfeld y la consultora Avisa presentaron hoy la plataforma, Grip, que pretende ayudar a los afectados por Google a lograr compensaciones en los tribunales, con lo que se abre otro frente de batalla para el gigante tecnológico estadounidense en Europa. La "Plataforma para la reparación y la integridad por Google" pretende ser un punto de referencia para aquellos individuos y negocios que se han visto "dañados" por el desarrollo de los diferentes servicios de Google y su "carácter anticompetitivo", en palabras de sus gestores.

"Se trata de convencer a la gente de que debe acudir a los tribunales para lograr una compensación ahora, sin esperar al veredicto de la Comisión Europea" en la investigación antimonopolio que tiene abierta contra el gigante tecnológico, explicó el fundador de Grip y directivo de Avisa, Jacques Lafitte. La Comisión se centra en esclarecer si Google abusa de su posición dominante por favorecer a sus propios productos en las búsquedas de internet y restringir la competencia en la publicidad en línea.



Sin embargo, Grip evaluará también los casos individuales de los afectados por otros servicios del gigante estadounidense, como podrían ser los proveedores de contenidos o las compañías tecnológicas. En el caso de que considere que hay unas bases robustas para ello, aconsejarán llevar el caso ante los tribunales nacionales para tratar de lograr compensaciones.

El director gerente de Grip y socio de Hausfeld, Laurent Geelhand, indicó que las demandas individuales podrían llegar a los cien millones de euros, aunque subrayó que las cuantías dependerán por completo de cada caso. En Reino Unido ya existen casos de particulares que han llevado a Google ante los tribunales por perjuicios, como los abiertos ante las denuncias de los servicios Streetmap y Foundem contra Google, en paralelo a la investigación de la Comisión.

Geelhand consideró que la Comisión, después del impulso dado por la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, en el último año al dossier abierto contra Google, podría tener una conclusión en la primera mitad de 2016, "quizás en mayo o junio". Lafitte aseguró que la plataforma no pretende "hacer 'lobby' sobre la Comisión Europea" para influir en sus conclusiones sobre la investigación antimonopolio que tiene abierta contra el gigante estadounidense.

"Se trata de convencer a la gente de que debe acudir a los tribunales para lograr una compensación ahora, sin esperar al veredicto de la Comisión Europea"

Geelhand indicó además que en el caso de que la Comisión, que es la encargada de velar por el cumplimiento de las normas de Competencia en la Unión Europea, multara finalmente a Google por quebrantar esta legislación, supondría un respaldo para los potenciales casos de afectados ante los tribunales. En una primera fase, Avisa evaluará los potenciales daños de los negocios o individuos que contacte con la plataforma, tras lo que, en el caso de que considere que son pertinentes nuevas medidas legales, pondrá en manos de Hausfeld el caso.

Se tendrán en cuenta la posición y la rentabilidad de la empresa antes de la entrada de Google en su mercado concreto y tratarán de cuantificar los daños sufridos, por lo que los análisis serán caso por caso, aunque Grip no descarta que se puedan agrupar varias empresas en una misma demanda si su experiencia es similar. Los potenciales afectados son muy variados, según Lafitte, quien aseguró que algunas de las compañías han "muerto" tras la irrupción de Google y otras siguen creciendo, pero dañadas por las prácticas del buscador.

Los organizadores indicaron que ya se han puesto en contacto con Grip "muchas" compañías alemanas y también francesas, así como una holandesa y otra italiana, aunque anticiparon que también recibirán peticiones desde el Reino Unido y los países escandinavos.