Publicado: 19.05.2015 22:32 |Actualizado: 20.05.2015 07:00

Los jefes del Ibex no se aplican la moderación salarial que imponen a sus trabajadores

La retribución de los primeros ejecutivos de las mayores empresas en bolsa subió un 4,5% en 2014, mientras volvía a bajar la del conjunto de los asalariados.

Publicidad
Media: 3
Votos: 9
Comentarios:
Los presidentes de Técnicas Reunidas, José Lladó, Telefónica, César Alierta, Caixabank, Isidre Fainé, ACS, Florentino Pérez, y BBVA, Francisco González, juntos en un acto en el Ministerio de Economía. EFE

Los presidentes de Técnicas Reunidas, José Lladó, Telefónica, César Alierta, Caixabank, Isidre Fainé, ACS, Florentino Pérez, y BBVA, Francisco González, juntos en un acto en el Ministerio de Economía. EFE

MADRID.- La moderación salarial que exigen a los trabajadores no siempre se la aplican a sí mismos los empresarios, o al menos los más grandes. En 2014, por ejemplo, la retribución en metálico del conjunto de los presidentes y consejeros delegados de las 35 sociedades del Ibex subió un 4,5%. Sin embargo, los costes salariales de todos los sectores económicos descendieron ese año un 0,2%.

Los informes sobre gobierno corporativo existentes en la Comisión Nacional de Valores (CNMV) revelan que la remuneración per cápita de los primeros ejecutivos del índice selectivo español pasó de 1,98 millones en 2013 a 2,07 millones en 2014. En el mismo periodo, el sueldo medio de los trabajadores bajó de 1.995,68 a 1.991,84 euros brutos mensuales, según datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).



Hubo un elevado número de presidentes y consejeros delegados del Ibex que vieron cómo sus retribuciones permanecían congeladas o incluso retrocedían en 2014 (concretamente, 256 sobre un total de 469). Pero, aún así, 57 de ellos cobraron más de un millón de euros en metálico el año pasado, sin contar conceptos como pagos en especie o dotaciones para fondos de pensiones.

A 31 de diciembre, los diez primeros ejecutivos mejor pagados del Ibex eran: Pablo Isla, de Inditex (7,93 millones); César Alierta, de Telefónica (6,73); José Ignacio Sánchez Galán, de Iberdrola (6,17); José María Álvarez-Pallete, de Telefónica (5,52); Ana Botín, del Santander (4,84); Florentino Pérez, de ACS (4,58); Juan Béjar, de FCC (4,57); Manuel Sánchez Ortega, de Abengoa (4,48); Javier Marín, del Santander (4,33), y Antonio Brufau, de Repsol (3,81).

Las mayores subidas

Entre ellos figuran tres que se beneficiaron de espectaculares subidas de sus retribuciones en 2014: Juan Béjar (+78,10%), Javier Marín (+40,08%) y Pablo Isla (+24,88%). Pero otros mejoraron incluso más, como Enrique Dupuy de Lôme, de AIG (+351,97%); Eva Castillo, de Telefónica (+105,58%); Thomas Glanzman, de Grifols (+98,63) o Ignacio Martín, de Gamesa (94,03%).

Hay dos casos excepcionales de ejecutivos que dejaron sus puestos en 2014 y recibieron, junto a su remuneración ordinaria, una fuerte indemnización: Juan María Nin, que cosechó 16,2 millones de euros tras su salida de La Caixa, de la que era consejero delegado, y Andrea Brentan, que ocupaba el mismo cargo en Endesa y se fue con 12,3 millones.

En sectores concretos, la ausencia de moderación salarial en la cúpula de sus empresas resulta más chocante, toda vez que andan inmersos en un proceso de reestructuración, que no ha dejado de exigir sacrificios a los trabajadores. Es el caso de los bancos presentes en el Ibex (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Popular y Sabadell), cuyos consejeros cobraron en 2014 un 7,20% más que el ejercicio anterior.

La mayor subida se registró en el Popular (+16,98%), seguido del BBVA (+15,46%). No obstante, el consejo más caro sigue siendo el del Santander (19 millones al año), mientras que el más barato es el de Bankia, única de estas seis entidades que se encuentra bajo la órbita del Estado (2,3 millones).