Publicado: 24.09.2015 23:36 |Actualizado: 25.09.2015 17:14

La mayor empresa pública madrileña opta a una polémica privatización de aguas en Colombia

El Canal de Isabel II busca hacerse con la gestión de la empresa de aguas Empopasto, en una operación a la que podría destinar más de cien millones de euros

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
Centro de control del Canal de Isabel II.

Centro de control del Canal de Isabel II.

MADRID.- El Canal de Isabel II (CYII), la mayor empresa pública madrileña controlada por el Gobierno autonómico, conocerá hoy si ha logrado hacerse con la gestión de una empresa de aguas de Colombia que se privatiza. Este viernes se resuelve la adjudicación de la Empresa Prestadora de Servicios Púbicos de la localidad de Pasto (Empopasto), ubicada al sur del país, lindando con la cordillera de los Andes, un proceso que ha sido criticado por los políticos y las asociaciones locales.

El Canal se presenta a este proceso de privatización a través de su filial Inassa, una de sus sociedades a través de las que realiza sus inversiones en América Latina. El proceso se resolverá mediante subasta, esto es, se adjudicará un 49% del capital a la oferta económica más elevada. Según las fuentes empresariales consultadas, la compañía pública madrileña (presidida actualmente por el consejero de Presidencia, Angel Garrido, y en la que son consejeros otros tres miembros del Ejecutivo de Cristina Cifuentes) va a comprometer unos cien millones de euros en la operación. A la privatización optan otras empresas del sector, como el gigante francés Veolia, la también española Agbar, un consorcio italiano y compñías locales.



La operación en Colombia se realiza después de que ha comienzos de año, el Canal lanzase una emisión de bonos por 500 millones de euros para refinanciar su deuda, que a finales de 2014 se situaba por encima de los 1.100 millones de euros. Medios de la oposición cuestionan la viabilidad económica de esta operación, que, a su juicio, podría comprometer la estabilidad financiera de la empresa pública madrileña, que, no obstante, todavía arrojó beneficios en 2014 (ganó 225 millones).

En la oposición critican también "la opacidad" con la que actúa la empresa pública, cuyo consejo de administración está copado por el PP. "Ni se informa a la oposición ni al comité de empresa", subraya el diputado autonímico del PSOE Diego Cruz. El parlamentario regional subraya que el Canal ya ha tenido problemas en otras filales en Colombia, "por lo que primero que debería exigirse en este proyecto es un respeto absoluto a los códigos éticos, de gestión medioambiental y de relaciones laborales, que en otras ocasiones han faltado". "Todo esto no prejuzga que puedan producirse actuaciones irregulares, pero no ayuda", señala Diego Cruz.

Otro grupo de la oposición en Madrid, Podemos, también ha puesto la lupa sobre la gestión del Canal de Isabel II. Según explica su diputado autonómico Eduardo Gutiérrez, la formación morada esta preparando una batería de preguntas sobre esta empresa pública, y va solicitar la comparecencia del consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada (uno de los miembros del consejo de administración de la sociedad), para que explique las actuciones y las inversiones de la compañía de aguas en América Latina.

Protestas locales

En Colombia también ha habido criticas de partidos políticos y protestas de ciudadanos por el proceso de privatización de Empopasto.

Cinco de los 6 senadores de la región de Nariño, cuya capital es Pasto, han firmado un documento donde expresan sus reparos sobre el proceso de privatización y en el que piden al Gobierno y a las entidades reguladoras que estudien a fondo el proyecto.

Etiquetas